Astook

Dieta De Alcachofa Para Perder Peso

Dieta De Alcachofa Para Perder Peso

Si eres de las personas que piensan que las dietas para perder peso no funcionan, entonces no has probado la dieta de alcachofa todavía. La alcachofa es perfecta para eliminar esos kilos que tienes de más, esto se debe a que contiene mucha fibra, la cual evita que el organismo del cuerpo absorba la grasa y azucares, también eliminan las toxinas y las grasas nocivas que circulan a través del intestino.

La alcachofa también sirve para aumentar el metabolismo hepático y para disminuir el colesterol malo. La dieta de alcachofa es adecuada para las personas que tienen sobrepeso; elimina la celulitis a través del contenido de potasio que la alcachofa contiene, logrando que eliminar la retención de líquidos y edema; es de gran beneficio para las personas con problemas de hipertensión, ya que este alimento es bajo en sodio y mantiene controlado la presión arterial; estimula el metabolismo del hígado y la producción de la bilis, logrando que se disminuya los niveles del colesterol malo y es un excelente depurador de la sangre.

En tu dieta de alcachofas puedes incorporar las capsulas de alcachofa o bien preparar comidas con este vegetal. Es importante que mientras estés en tu proceso de esta dieta elimines de tus alimentos el consumo de leche de vaca, harina, azúcar, frituras, embutidos y la carne roja.

Si eliminas los alimentos mencionados anteriormente ayudarás a que la alcachofa cumpla perfectamente con sus funciones de quemar y eliminar la grasa, las toxinas y el exceso de desechos que se encuentran en el cuerpo, los cuales se pueden encontrar en la pared del intestino, en las venas y en los órganos. También es esencial que consumas suficientes cantidades de agua durante el día, ya que en esta dieta la depuración es la clave principal.

Esta dieta es recomendable que la realices no por más de un mes, para que puedas perder peso y logres mantenerlo con la continuación de un régimen alimenticio saludable, además, con la eliminación de alimentos con alto contenido de azúcar y grasa, podrás acelerar los resultados.

Ejemplo de menú de dieta de alcachofa.

Ayuno:

  • Tomar agua tibia con el jugo de un limón.
  • Comer una naranja.

Desayuno:

  • Un vaso de leche de soja con avena.
  • Dos rodajas de pan integral.

O

  • Un sándwich vegetal.
  • Una tortilla de huevo con vegetales.

Después que hayas desayunado puedes tomarte una capsula de alcachofa para que obtengas mejores beneficios sobre tu pérdida de peso.

Media mañana:

  • Una porción de uvas, manzanas o naranjas.

Almuerzo:

  • Ensalada de alcachofas o corazones de esta misma.
  • Puedes hacer alcachofas a la parrilla, acompañada con una porción de arroz integral.
  • Dos rodajas de pan integral.

También puedes agregar en tu almuerzo un filete de pollo o pescado a la plancha.

Si en tu localidad no hay alcachofas, pero puedes conseguir capsulas, entonces puedes tomarla después del almuerzo y prepararte una sopa a base de verduras, una porción de arroz, o bien puedes comer una ensalada de verduras con un filete de salmón fresco.

 Cena:

  • Una taza de leche.
  • Un sándwich vegetal de pan tostado integral.
  • Un pedazo de pizza vegetariana.

También puedes comer en la cena una taza de leche con cereal, dos rodajas de pan de trigo integral y añádele un poco de aceite de olivas y vegetales.

Receta de ensalada de alcachofa.

Esta receta es perfecta para que la incorpores en tu dieta de alcachofas, solamente tienes que conseguir los siguientes ingredientes:

  • Un kilogramo de alcachofas, preferiblemente tiernas.
  • Tres cebollas medianas.
  • La cascara de un limón.
  • Una cucharada de aceite de oliva extra virgen.
  • Sal, vinagre y pimienta al gusto.

Para elaborar esta sabrosa ensalada de alcachofas tienes que limpiar y cortar las alcachofas en pequeños pedazos, luego poner a hervir la cascara del limón con la alcachofa. Asegúrate de lavar bien las cebollas y cortarlas en cuadritos, y hiérvelas por separado. Cuando este todo bien cocido, tienes que escurrir y pasarlo por agua fría, luego, en una sartén de acero inoxidable tienes que poner a sazonar con aceite, sal, pimienta y vinagre, las alcachofas y la cebolla, también puedes añadir algunas especias como el hinojo, para que le dé un sabor agradable. Si las alcachofas están demasiado tiernas puedes usarlas crudas sin necesidad de hervirlas, solamente les tienes que agregar un poco de jugo de limón para evitar que se oxiden.

Es importante que conozcas que esta dieta de alcachofas no puede ser implementada por mujeres embarazadas o lactantes y no exceder o extenderla por mucho tiempo.








¿Qué Opinas?

Artículos Relacionados

Categorías: