Tu Sitio De Salud Y Bienestar

4 Beneficios de consumir chía para adelgazar

Las semillas de chía son de la planta de chía, conocida como Salvia hispánica, y han sido cultivadas en todo el mundo durante más de 500 años. Estas pequeñas semillas fueron una de las 3 comidas principales de los antiguos aztecas, mayas, Tehuantepecs e indios.

Anuncio

Comer chía para adelgazar puede traerte muchos beneficios ya que es un alimento capaz de saciar el hambre y darle a tu cuerpo muchas vitaminas y otros elementos que necesita para estar saludable. Es realmente sorprendente la cantidad de nutrientes que esta pequeña semilla contiene, a continuación se muestra una lista de los nutrientes que se encuentran en este alimento.

La chía contiene:

  • Omega 3 ácidos grasos y omega 6 (2 cucharada de semillas de chía proporcionan más de 5 gramos de ácidos grasos omega-3, que es mucho más que un plato de pescado).
  • Proteína (2 veces la proteína de cualquier otra semilla)
  • Fibra
  • Vitaminas
  • Minerales (hierro, boro, potasio, calcio, fósforo)
  • Antioxidantes

Relación de la chía y la pérdida de peso

1. Proporciona energía, fuerza y resistencia.

Las semillas de chía son uno de los pocos recursos naturales de proteínas completas. (cerca de 4 gramos por porción de la onza de semillas). Una proteína completa incluye todos los 9 aminoácidos que nuestro cuerpo necesita para llevar a cabo las funciones biológicas. Un impulso extra de energía a partir de las semillas de chía puede ayudarte a obtener toda esa energía necesaria para moverte durante una clase de zumba, lo que permite quemar muchas calorías.

2. Regula los niveles de azúcar en la sangre.

Las semillas de chía reducen los antojos y evita comer en exceso. El gel de la semilla de chía crea una barrera física entre las enzimas digestivas que descomponen los hidratos de carbono. Con ello se reduce la conversión de carbohidratos en azúcar, lo que significa también que la energía de los alimentos se libera lentamente. En otras palabras, no sufrirás de ataques de hambre por las noches.

3. Ayudas regularidad intestinal.

Estas semillas se descomponen fácilmente en nuestro cuerpo y sus nutrientes puedan ser asimilados rápidamente. También ayuda a eliminar los residuos acumulados en el intestino. La fibra soluble e insoluble actúa como un barrendero, manteniendo los alimentos bajando en tu tracto digestivo y evitando también que sufras problemas de estreñimiento.

4. Llena por más tiempo.

Uno de los aspectos principales de la semilla de chía, es su capacidad para absorber el agua. Si mezcla las semillas de chía con nueve a diez veces la cantidad de agua, y se deja durante unos 15 minutos, obtendrás la consistencia de una sustancia gelatinosa similar a la tapioca. La cantidad de expansión crea una sensación de plenitud en el estómago del cuerpo. Además, comer semillas de chía no afectará tu nivel de azúcar en la sangre. En realidad, se ralentiza la digestión y la absorción de los hidratos de carbono, haciendo que te sientas lleno por más tiempo.

Cómo comer semillas de chía para adelgazar

Las semillas de chía son extremadamente versátiles y de buen gusto, lo que hace que sea muy fácil de incorporar en las comidas. La mejor manera de comer las semillas de chía es remojándolas en agua, en algo de jugo de naranja. Estas semillas absorben todo el líquido en 15 minutos y debido a que carecen de sabor, al remojarlas, absorben el sabor de cualquier bebida.

Las semillas de chía puedes consumirlas de la siguiente manera:

  • Mezclarla en tus batidos.
  • Mezclarlas con jugo de naranja o cualquier otro.
  • Mezclarlas con leche de almendras (o leche regular) para hacer un pudín
  • Agregarlas en pan, bollo, galletas o cualquier bocadillo.
  • Espolvorearlas en yogur, cereales, avena, o ensaladas.
  • Agregarlas al agua que tomas.

Tienes que tener en cuenta que consumir chía para adelgazar no funcionara como una píldora mágica y te ayudaran a perder peso por si solas. Pero si las usas como una herramienta más en tu plan de pérdida de peso pueden ser de mucho beneficio.

Anuncio

También podría gustarte