6 Formas De Controlar Los Ataques De Pánico

Siguenos En Facebook


Los ataques de pánico suelen ser acompañado generalmente por un sentimiento de terror y el temor de que puedan ocurrir de nuevo.

La buena noticia (sobre todo si eres es uno de los millones de personas que experimentan múltiples ataques de pánico) es que hay maneras de controlar los síntomas de estos ataques.

Los síntomas físicos son similares a un ataque al corazón y se acompañan de síntomas psicológicos, como la sensación de haber perdido el contacto con la realidad. Incluso si los has experimentado de una forma fuerte, no dejes que esto te desanime. La mejor manera de controlar los síntomas de ataques de pánico es comenzar a prevenirlos.

Las seis mejores maneras de controlar los síntomas de ataques de pánico.

1) Antidepresivos, estos fármacos pueden ayudar a deshacerse de los ataques de pánico. Aunque aquí no se sugiere que optes por los antidepresivos como una cura estándar; simplemente consulta a tu médico acerca de tomar los antidepresivos y de qué forma pueden ayudarte. Si estás experimentando ataques de pánico muy fuertes, una cura rápida desde el inicio de este tipo de ataques te permitirá reducir el impacto de los síntomas y te permitirá también tener una estrategia a largo plazo.

2) La terapia cognitiva-conductual te ayuda a controlar los síntomas de ataques de pánico. Puedes vencer a los síntomas de un ataque de pánico cuando se producen a través de la visualización, respiración y técnicas de relajación.

3) Hacerle frente directamente a los miedos es probablemente el mejor enfoque. Puedes eliminar las situaciones que te causan pánico al confrontarlas gradualmente. Para ello es necesario tener cierto nivel de seguridad y es necesario recurrir a un terapeuta profesional. Si lo haces de la manera equivocada puedes exponerte a una situación incómoda que podría desencadenar un ataque de pánico severo.

4) Olvida la vergüenza y ve a un médico, y finalmente pídele consejos. No dejes que tu vergüenza te detenga. Pide consejos y síguelos.

5) Pide consejos a alguien que conozcas y que haya salido de estos problemas.

6) Recuerda que existen tratamientos, incluso para tu caso. Tu situación no es diferente de otros pacientes con ansiedad o que sufren de ataques de pánico. También existe una solución a tu problema.

Así que incluso, si sufres de ataques de pánico crónicos o si tienes un trastorno de pánico, puedes mejorar tu calidad de vida simplemente tomando de nuevo un poco de control. El trastorno de pánico no es permanente y se puede restaurar algo de este control. Elije un tratamiento de la lista anterior con el que te sientas cómodo, y actúa de inmediato. Busca un poco de ayuda cualificada, sigue los consejos, y pronto vas a experimentar un alivio sostenido.


También Podría Gustarte

¡Compártenos Un Comentario!

Loading...