3 Mascarillas Para El Acné A Base De Miel

El acné suele ser un problema que afecta a muchos adolescentes, causándoles incomodidad, pero sobre todo vergüenza. Este problema se presenta principalmente en jóvenes entre 15 y 25 años de edad, y se debe a muchas veces a factores hormonales, al estrés y a la mala higiene.

Utilizar mascarillas para el acné puede significar una mejoría a este problema estético; dependiendo de sus ingredientes, estas pueden ayudar a disminuir los brotes y hasta las cicatrices que estos provocan. Uno de los mejores ingredientes para la elaboración de mascarillas para el rostro es la miel, esta es usada en muchos productos de belleza debido a las cualidades que este alimento contiene.

¿Por qué Usar La Miel Para Combatir El Acné?

La miel en su estado natural está llena de componentes que benefician la piel, especialmente si se tiene acné o afecciones cutáneas autoinmunes como la psoriasis o el eccema. También, se puede controlar el crecimiento excesivo de Candida aplicando miel en la piel.

Algunos estudios revelan que la miel cruda ayuda a mantener en equilibro las bacterias de la piel; así que, es un excelente producto para tratar el acné. La miel se ha estudiado como un producto antiacné y se ha podido encontrar que es mucho más efectiva que otros productos naturales.

Por otra parte, la miel acelera el proceso curativo de las células de la piel. Debido a esto, la miel natural podría acelerar la curación de eccema y reducir la inflamación. La miel cruda también es un exfoliante natural, lo que significa que aplicarla en la cara quita la piel seca y opaca y revela nuevas células de la piel debajo.

Mascarillas De Miel Para El Acné De Acuerdo Al Tipo De Piel

Miel

La miel puede mezclarse perfectamente con otros ingredientes naturales y elaborar mascarillas para el acné de acuerdo al tipo de piel. A continuación, hay cuatro recetas para elaborar mascarillas de miel y otros ingredientes que ayudan a eliminar el acné y las cicatrices:

Mascarilla para piel grasosa

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de miel
  • ½ cucharada de canela en polvo

Procedimiento: mezclar la miel y la canela en un recipiente pequeño y removerlo hace tener una mezcla perfecta. Aplicarla en el rostro y dejar actuar durante 30 minutos. Las propiedades antibacterianas de la miel y la canela son especialmente beneficiosas para la piel grasosa, que es más propensa al acné. Si se tiene una piel muy sensible, primero hay que hacer una prueba con esta mezcla en la parte superior de la mano.

Mascarilla para piel seca

Ingredientes:

  • 1 cucharada de puré de aguacate
  • Una cucharada de yogur
  • Una cucharada de miel

Procedimiento: mezclar todos los ingredientes en un pequeño recipiente, hasta obtener una consistencia suave. Extender la mezcla sobre el rostro y dejar reposar por 20 minutos antes de lavarlo. Las grasas presentes en el yogur y el aguacate realizan una hidratación profunda en la piel, mientras que el ácido láctico del yogur suaviza la piel, refina los foros y estimula la producción de colágeno.

Mascarilla para piel sensible

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de gel de aloe vera

Procedimiento: revolver el aloe vera y la miel, y aplicar sobre la cara. Dejar actuar la mascarilla por 10 o 20 minutos. El aloe suaviza la piel y disminuye la inflamación, ideal para las personas que tienen la piel sensible.

Mascarilla para piel mixta

Esta mascarilla puede aplicarse también para reducir las cicatrices causadas por el acné.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de miel
  • ½ cucharada de jugo de limón

Procedimiento: al igual que las recetas anteriores hay que mezclar todos los ingredientes y luego aplicar la mezcla sobre el rostro y dejar reposar durante 30 minutos. El jugo de limón exfolia la piel, aclara las manchas oscuras y ayuda desvanecer las cicatrices. Después de aplicar esta mascarilla la piel se siente mucho más suave, pero para reducir las cicatrices y las manchas hay que aplicar esta mascarilla varias veces para notar los resultados.

La miel es un alimento que contiene muchas propiedades curativas, y es un ingrediente que no debería de faltar en ninguna mascarilla para combatir el acné. Además, es muy fácil de encontrar ya que está disponible en cualquier comercio local o supermercado. Si se utiliza con frecuencia los resultados no se harán espera.

También te puede interesar: