Beneficios del yoga: Un salto a la buena salud y la paz mental

El yoga, hoy en día es muy utilizado por personas que inician esta práctica con el propósito de estar en forma físicamente, por problemas de salud, para lograr una estabilidad en las emociones y en la mente, o también por una condición espiritual.

Lo cierto es que, cualquiera que sea la razón que te motive a empezar, el yoga puede brindarte buenos beneficios para tu salud. Las personas que ponen en práctica esta disciplina, generalmente obtienen cambios evidentes en la salud y en el cuerpo.

Beneficios de practicar yoga

Puedes practicar yoga para conseguir beneficios en el aspecto físico, espiritual y en lo que respecta a una mente sana.

En el aspecto físico, es de gran beneficio, ya que ayuda a que los huesos y los músculos estén más fuertes, ayuda a evitar el envejecimiento, aporta equilibrio y flexibilidad, mantiene un buen funcionamiento del sistema cardiovascular, respiratorio y digestivo, entre otros.

En el aspecto mental, reduce el estrés, ayuda a que mantengas una mejor concentración, mejora la capacidad para razonar correctamente y levanta el estado de ánimo. También, proporciona armonía en el interior, lo que beneficia y mejora la calidad del sueño; disminuye las posibilidades de padecer de reacciones de tristeza o de enojo ante algunas situaciones, consigue que dejes a un lado los miedos y ayuda a crear pensamientos positivos.

Otros beneficios extras que se obtienen al practicar yoga

Como cualquier ejercicio, el yoga sirve para activar la expulsión de endorfinas, sustancia que produce el cerebro de forma natural y provoca una sensación de bienestar. Gracias a las posturas que se practican en el yoga también se puede luchar contra los problemas d estrés.

A continuación, se enumeran otros beneficios concretos que se pueden obtener al practicar yoga frecuentemente:

  • Ayuda a tener una mejor tonificación de los músculos, de postura y flexibilidad.
  • Al utilizar yoga para relajarse, se combaten los problemas de estrés, ansiedad y depresión, se duerme mejor y aumenta la concentración.
  • Es de gran ayuda para aquellos que se encuentran en tratamiento de personas con enfermedades como el cáncer, entre otras.
  • Logra conseguir un buen funcionamiento del sistema digestivo.
  • El yoga ayuda a controlar la hipertensión. Según algunas investigaciones, practicar yoga puede ser de gran apoyo a las personas que padecen problemas del corazón. Esto se debe a que, si se combina la práctica de yoga con una dieta saludable, se puede conseguir un mejor control de los niveles del colesterol en la sangre, mejorando la presión sanguínea y la frecuencia cardíaca.
  • Es de gran beneficio en personas con dificultades respiratorias, como el asma.
  • También, funciona en enfermedades degenerativas y crónicas.
  • Por otra parte, es perfecto para los que tienen alguna lesión, dolor en la espalda y problemas de hormonas.

Consideraciones a tener en cuenta para practicar yoga

Es importante tener en cuenta que la práctica de yoga debe ser orientada por profesores que estén certificados y que tengan la experiencia suficiente para enseñar. Así se puede obtener un aprendizaje con responsabilidad y de calidad.

Además, la persona que vaya a implementar el yoga, debe contar con la aceptación de su médico, en caso de que sufra de alguna enfermedad o un problema físico especial, mismo que debe ser informada al maestro que brinde la práctica.

Lo más reciente:

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptoMás Información