Tu Sitio De Salud Y Bienestar

Cómo Acelerar La Digestión De Forma Segura

La digestión es la manera en la que el organismo descompone las partículas de alimentos que se absorben en el torrente sanguíneo. Sin embargo, variados factores perturban el proceso digestivo, lo que puede ocasionar diversas complicaciones, tales como náuseas, exceso de gas, hinchazón, estreñimiento y diarrea.

Anuncio

Para acelerar la digestión y evitar ciertas complicaciones, debes mejorar la salud digestiva, por medio de cambios en el estilo de vida y la dieta.

Consejos Para Acelerar La Digestión De Forma Natural

1. Aumenta el consumo de fibra

La fibra causa suavidad en las heces fecales, facilitando su eliminación y evitando el estreñimiento. También, regula los niveles de azúcar en la sangre al permitir que la glucosa de los alimentos entre en el torrente sanguíneo de manera eficiente.

Para aumentar el consumo de fibra, debes consumir alimentos como los frijoles, cereales de avena, lentejas, nueces, bayas, ciruelas, albaricoques secos, peras y manzanas.

Alternativamente o adicionalmente puedes consumir un suplemento diario de fibra para acelerar la digestión.

2. Evita el consumo de alimentos grasos

Debes evitar el consumo de alimentos grasos ya que son difíciles de procesar, lo que pone lento el proceso digestivo. Además, evita comer alimentos fritos, procesados y congelados, ya que tienden a ser altos en grasa.

3. Consume alimentos probióticos

Los probióticos son de bacterias buenas que ayudan a mantener los intestinos sanos y en movimiento constante. Además, pueden prevenir el exceso de gas, diarrea y otros problemas digestivos. Para ello, debes consumir alimentos probióticos como quesos blandos, kéfir, pan, yogur, sopa de miso, chucrut y masa fermentada.

Como otra opción, puedes consumir suplementos probióticos, los cuales se encuentran disponibles en forma de cápsula, polvo y líquido.

4. Evita el consumo de sodio, almidones y edulcorantes artificiales

El estómago inflamado se origina por las altas cantidades de almidón, sodio y edulcorantes artificiales de la dieta, ya que las partículas de gas formadas por bacterias en el tracto intestinal viajan de nuevo al estómago, haciendo que se hinche como un globo.

5. Reduce los gases

El exceso de gases es un problema común que puede poner lento el proceso digestivo. Aunque, existen varias opciones que puedes hacer para controlar la producción de gas del cuerpo, entre las principales opciones se encuentran:

  • Evita los alimentos que contribuyen a la producción de gas, tales alimentos son: la mayoría de las variedades de frijoles, verduras como la col, brócoli y coliflor.
  • Evita las bebidas carbonatadas ya que contienen mucho aire, lo que aumenta la cantidad de gas que produce el organismo.
  • Come de manera lenta porque cuando comes rápido tragas más aire, lo que contribuye a la producción de gas.

6. Elimina cualquier alérgeno de la dieta

Consumir alimentos que causan alergias en el cuerpo pueden poner lenta la digestión. Además, pueden causar hinchazón, gas y dolor en el estómago. Para evitar esta condición, debes eliminar cualquier alérgeno de la dieta.

Los productos lácteos, las fresas, el pescado, las nueces, el pollo, los huevos y los productos de gluten son alérgenos comunes a los que muchas personas reaccionan mal.

7. Bebe mucha agua

Tomar agua mejora la digestión

Es recomendable tomar por lo menos 8 vasos con agua por día, ya que el agua ayuda al organismo a descomponer los alimentos y a eliminar las toxinas que pueden interferir con la digestión natural. También, hace que las heces sean suave y más fácil de desechar.

También, puedes consumir verduras y frutas con alto contenido de agua como la sandía, pepinos y naranjas.

8. Haz ejercicio de manera regular

Es importante hacer ejercicio de manera regular, ya que puede acelerar la digestión aumentando el flujo de la sangre a los órganos y estimulando los músculos de los intestinos, ayudándoles a procesar los desechos más rápidamente.

Trata de hacer ejercicios de cardio como, por ejemplo, nadar, caminar y trotar, que hacen que todo el cuerpo se mueva.

9. Trata de ir al baño con prontitud

Cuando sientas el primer impulso para eliminar los desechos, debes ir al baño inmediatamente, ya que, si se retrasan, el agua se reabsorberá en el colon, y las heces se harán más difíciles de eliminar, lo cual pondrá más lento el proceso digestivo.

10. Baja de peso

El exceso de peso puede ejercer presión sobre el área abdominal y causar una condición por la cual la válvula entre el estómago y el esófago no se cierra correctamente, lo que resulta en reflujo ácido y acidez estomacal. Esta condición puede interferir el proceso estomacal.

Para bajar de peso, es ideal llevar a cabo una dieta balanceada y ejercicio constante.

11. Reduce la velocidad cuando comes

Comer de manera rápida, puede causar tragar mucho aire. Este aire se convierte en gas en el organismo y puede causar cólicos severos y molestias. También, comer demasiado rápido hace que comas en exceso, lo que pone más presión sobre el sistema digestivo, ralentizando el proceso.

Es aconsejable masticar cada bocado de comida por 20 veces; esto le dará al estómago tiempo para prepararse para el alimento que está a punto de recibir y al cerebro tiempo para registrar que está lleno.

Anuncio

También podría gustarte