Cómo Eliminar La Sudoración Excesiva Del Cuerpo

Síguenos En Facebook...


La sudoración excesiva o hiperhidrosis, como se conoce en término médicos, es un problema que sufren muchas personas, causando típicamente vergüenza, frustración, y en algunos casos, problemas sociales a las personas que la padecen.

Afortunadamente, hay una serie de diferentes estrategias que se pueden utilizar para detener la sudoración, muchas de las cuales han demostrado su eficacia para los que sufren de hiperhidrosis y aquí se van a discutir algunas de estas estrategias.

Si sufres de hiperhidrosis generalizada y el sudor excesivo en todo el cuerpo o de la hiperhidrosis localizada donde se suda solo en áreas específicas del cuerpo, puedes beneficiarte de los consejos facilitados en esta página.

Publicidad

En general, los dos principales métodos de tratamiento para la sudoración son el quirúrgico y el método natural, el cual se debe considerar siempre la primera opción para el tratamiento de la sudoración, ya que es mucho menos riesgoso y no implica grandes gastos como el método quirúrgico.

Cómo detener la sudoración excesiva con métodos naturales

Mantener una higiene adecuada.

Debes asegurarte de ducharte todos los días, por lo general se recomienda al menos dos veces al día. Esto ayudará a garantizar que siempre estés fresco y libre de olor corporal, como suele ser el olor que es causado por las bacterias en la piel que interactúan con el sudor. Ducharte frecuentemente ayuda a eliminar las bacterias y por lo tanto el olor. Se recomienda usar jabón solo una vez al día, en la segunda ducha optar por una esponja exfoliante, como una esponja vegetal. Esto asegura que los poros no se bloquean o dañen la piel.

Desodorantes y antitranspirantes.

La mayoría de los desodorantes y antitranspirantes no están diseñados para ser utilizados por personas que tienen hiperhidrosis. Contienen una serie de productos químicos que pueden irritar la piel y puede incluso no ser muy bueno para prevenir o encubrir el olor del sudor, en cualquier caso. Es mucho mejor usar aceites naturales como desodorante que te dejarán las axilas u otras áreas del cuerpo con un olor fresco durante horas.

Elije la ropa adecuada.

La mayoría de los materiales sintéticos como el nylon o poliéster sostendrán la humedad (sudor) cerca de la piel, aumentando la temperatura corporal y fomentando aún más la sudoración. Cuando sea posible, opta por usar materiales naturales como el algodón en el cuerpo y los pies. Estos materiales no atrapan la humedad al lado de la piel, permitiendo que esta respire adecuadamente y mantenga la temperatura del cuerpo fresca, lo que significa que es menos probable sudar.

Considera la posibilidad cambiar tu ropa de cama y ropa de dormir.

La sudoración excesiva en la noche es a menudo lo que hace que la gente note por primera vez que tienen un problema de sudor. De una manera similar a la sección anterior, también debes tratar de usar sólo materiales naturales para tu ropa de cama y ropa para dormir. Esto te ayudará a mantener tu temperatura corporal cuando estás durmiendo, reduciendo la sudoración nocturna. También debes considerar la temperatura ambiente de la habitación por la noche, manteniéndola fresca para asegurar que tu temperatura corporal no se elevará por exceso de calor.

Utilizar talco o bicarbonato de sodio.

Estos polvos pueden ser un método muy útil para la prevención sudor y definitivamente deben ser considerados. Estos se pueden aplicar a un área limpia después del baño. Para usar el bicarbonato de sodio, se mezcla con un poco de agua para formar una pasta y luego aplicarlo a la zona afectada durante unos 10 a 15 minutos y luego lavarte.

Tanto el bicarbonato y el polvo del talco secan la zona mediante la absorción del sudor y deben darle a la zona tratada, una sensación de limpieza y frescura. Añadir un poco de vinagre también es una posibilidad, ya que tiene propiedades anti-bacterianas, lo que neutraliza el olor corporal.

Minimiza los trastornos emocionales

Existe es una conexión entre el estrés, la ansiedad y otras formas de trastornos emocionales (como el nerviosismo o el dolor) y la sudoración excesiva. Al minimizar el estrés o cualquier otra forma de perturbación emocional puede ayudarte a controlar el sudor y es posible que desees obtener ayuda profesional para ello.

Cómo detener la sudoración excesiva con métodos quirúrgicos

Es importante volver a destacar en este punto que la cirugía debe ser considerada sólo como un último recurso para el tratamiento de la hiperhidrosis ya que no hay garantía de éxito, y por supuesto, existe el riesgo de efectos secundarios. A continuación encontrarás información acerca de los procedimientos quirúrgicos más comunes para la sudoración excesiva.

Botox

Las inyecciones de Botox se utilizan muy comúnmente para la hiperhidrosis. A medida que se inyecta el Botox en la piel, se paralizan las glándulas sudoríparas, cerrando los poros y evitando que se produzca el sudor. Hay una relativamente buena tasa de éxito reportado con este método, el inconveniente principal es que se incurre al dolor durante el proceso de inyección. Además, no es una solución a largo plazo y es necesario repetir el tratamiento.

Simpatectomía torácica endoscópica

En este procedimiento quirúrgico los nervios que inervan las glándulas sudoríparas son en realidad destruidos y por lo tanto no se vuelve a producir sudor. Normalmente este procedimiento se utiliza para tratar eficazmente la hiperhidrosis en la parte superior del cuerpo, como las manos.

Tratamiento con Láser

Este es un método más reciente para el tratamiento de la hiperhidrosis en la que la energía del láser destruye las glándulas sudoríparas de la zona afectada por la hiperhidrosis. En la mayoría de los casos este tratamiento se utiliza para la sudoración excesiva de las axilas, pero a veces puede ser utilizado para otras áreas. Cuenta con una buena tasa de éxito y tiene la ventaja añadida de no dejar cicatrices.

Por supuesto, hay muchas más opciones quirúrgicas disponibles y estos son simplemente algunos de los más comunes que se utilizan. La sudoración excesiva puedes ser tratada de forma natural o artificial, siendo esta última con efectos más prolongados.

Publicidad

CONTENIDO RELACIONADO (Y ANUNCIOS):

También Podría Gustarte