Cómo Equilibrar Las Hormonas Siguiendo 6 Consejos

Siguenos En Facebook


Las hormonas son importantes ya que se encargan de controlar cada función del cuerpo humano. Por ello, el equilibrio hormonal es esencial para una buena salud tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo, cuando las hormonas no están en equilibrio, las funciones normales del cuerpo pueden llegar a ser completamente alteradas.

Las hormonas son secretadas por diversas glándulas y órganos, incluida la tiroides, suprarrenales, hipófisis, ovarios, testículos y páncreas. Todo el sistema endocrino trabaja en conjunto para controlar el nivel de hormonas que circulan por todo el cuerpo, y si uno o más órganos es dañado puede causar grandes problemas de salud.

Por otra parte, las hormonas como la testosterona, el estrógeno, la adrenalina y la insulina son importantes mensajeros químicos que afectan a muchos aspectos de la salud en general, otro motivo por el cual es importante equilibrar las hormonas.

Síntomas De Desequilibrio Hormonal

Generalmente, cuando las hormonas están desequilibras causan variados síntomas, los cuales incluyen:

  • Infertilidad y períodos e irregulares.
  • El aumento de peso o pérdida de peso.
  • Depresión y ansiedad.
  • Fatiga.
  • Insomnio
  • Bajo líbido.
  • Cambios en el apetito.
  • Problemas digestivos.
  • Pérdida de cabello.

Los síntomas de los desequilibrios hormonales pueden variar. Por ejemplo, los altos niveles de estrógeno pueden contribuir a problemas como la endometriosis y problemas reproductivos, mientras que los altos niveles de insulina, puede provocar la diabetes, lo cual a menudo da origen al aumento de peso, cambios en el apetito, daño a los nervios, y los problemas con la vista.

Con relación a lo anteriormente planteado, existen tratamientos para tratar los desequilibrios hormonales, los cuales incluyen terapias hormonales, inyecciones de insulina, píldoras anticonceptivas y medicamentos para la tiroides. Sin embargo, existen otras maneras de controlar las hormonas de manera natural, sin experimentar efectos secundarios asociados con los tratamientos sintéticos.

¿Cómo Regular Las Hormonas Naturalmente?

  1. Comer grasas saludables.

Comer alimentos ricos en ácidos grasos de cadena corta es importante para mantener a las hormonas bajo control. Puesto que, el organismo necesita varios tipos de grasas para crear hormonas. Asimismo, las grasas regulan los niveles de inflamación, promueven la pérdida de peso y aceleran el metabolismo.

Por otra parte, las grasas saludables son un componente fundamental de las membranas de las células del cerebro y son importantes para la comunicación de célula a célula en el cerebro.

Las mejores fuentes de grasas saludables incluyen: aceite de aguacate, aceite de coco, aceite de oliva y salmón.

  1. Tomar suplementos con hierbas Adaptógenas.

Las hierbas Adaptógenas son un tipo de hierbas que promueven el equilibrio hormonal y la protección del organismo contra varias enfermedades. Además, ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.

  1. Mejorar la salud intestinal.

Los problemas intestinales no solo afectan al tracto digestivo, sino que también causan problemas hormonales. Diversos estudios han encontrado que los problemas del intestino pueden ocasionar reacciones autoinmunes, incluyendo trastornos de tiroides y artritis.

Cuando las partículas de alimentos no digeridos, como el gluten, se filtran a través del intestino en el torrente sanguíneo, causa la inflamación que afecta a todo el cuerpo especialmente a las glándulas como la tiroides, lo cual altera la producción de algunas hormonas reguladas por la tiroides. Ante eso, es importante la incorporación de alimentos probióticos, puesto que, son bacterias saludables que pueden realmente mejorar la producción y regulación de las hormonas claves, como la insulina, la grelina y la leptina.

Los alimentos y suplementos que apoyan la salud del intestino incluyen: caldo de hueso, kéfir, vegetales fermentados y alimentos ricos en fibra como verduras y semillas germinadas. Además, los suplementos como las enzimas digestivas y probióticos pueden ayudar en la reparación del revestimiento del tubo digestivo, que a su vez puede equilibrar las hormonas.

Para evitar problemas intestinales, debes evitar consumir gluten, alimentos procesados, aceites hidrogenados y azúcar añadido.

  1. Eliminar el uso de productos químicos de belleza.

Existen productos químicos de cuidado corporal que contribuyen a la aparición de toxinas y alteran el equilibrio de las hormonas dando origen a ciertas condiciones que afectan al sistema endocrino. Los productos químicos de belleza, forman parte de los Disruptores Endocrinos, los cuales son sustancias químicas que pueden alterar el funcionamiento normal de este sistema hormonal y aumentar el riesgo de efectos adversos para la salud.

  1. Realizar ejercicios físicos.

Regular hormonas con ejercicios

Realizar ejercicios puede ayudar a regular, a producir, y a usar de manera efectiva ciertas hormonas. El ejercicio puede mejorar el sistema inmunológico, permitiendo que las células puedan absorber más glucosa (lo que disminuye la insulina), evitando enfermedades como la depresión, el estrés y la ansiedad, puesto que, estas enfermedades dañan la producción efectiva de hormonas.

Una de las mejores actividades para regular las hormonas son los ejercicios (HIIT) o ejercicios de intervalo de alta intensidad. Además, controlan el peso y tonifican los músculos.

El ejercicio en general es muy bueno para equilibrar las hormonas, ya que reduce la inflamación, puede ayudar a mantener un peso saludable, reduce el estrés, ayuda a regular el apetito y ayuda a dormir mejor.

Para las personas con desequilibrios hormonales, la clave con el ejercicio es no exagerar. Por ello, es aconsejable entrenar unos 20 minutos tres veces a la semana.

  1. Reducir el estrés y dormir temprano.

El estrés que puede alterar el sueño, también puede causar el desequilibrio de las hormonas. Ante esto, el cortisol la hormona del estrés se regula en la noche. Por lo tanto, las personas que se duermen tarde nunca consiguen un descanso y una buena regulación de la hormona del estrés.

La falta de sueño, el uso a largo plazo de corticosteroides y el estrés crónico son tres de los mayores contribuyentes a los altos niveles de cortisol. Dado que, el estrés puede conducir a cambios en el nivel sérico de muchas hormonas, incluyendo glucocorticoides, catecolaminas, hormona de crecimiento y prolactina.

El sueño ayuda a mantener las hormonas del estrés equilibrado, ya que se acumula energía y permite que el cuerpo se recupere correctamente. Sin embargo, el exceso de estrés y falta de sueño están relacionados con los niveles más altos de cortisol por la mañana, disminución de la inmunidad, problemas con el rendimiento laboral, una mayor susceptibilidad a la ansiedad, aumento de peso y depresión.

Para regular la producción de hormonas, lo ideal es dormir de 7 a 9 horas al día. Asimismo, es importante reducir el estrés por medio de técnicas que eliminan esta condición.

Es importante tomar en cuenta los consejos anteriores, para poder controlar las hormonas de manera efectiva. Además, que te proporcionará una salud óptima sin problemas de salud ocasionados por el desequilibrio hormonal.


También Podría Gustarte

¡Compártenos Un Comentario!

Loading...