Tu Sitio De Salud Y Bienestar

Cómo Fortalecer Los Pulmones Naturalmente

Los pulmones son órganos que le permiten al organismo tomar oxigeno del aire. Asimismo, ayudan a eliminar el dióxido de carbono del cuerpo, puesto que, este gas puede ser tóxico.

La incorporación de oxígeno y la eliminación de dióxido de carbono de los pulmones se llama intercambio de gases. El intercambio de gases es parte de la respiración. Y la respiración es una función vital de la vida ya que ayuda a que el cuerpo funcione adecuadamente.

Existen otros órganos que hacen que la respiración sea posible. Por ejemplo, mediante el proceso de respiración el aire entra al cuerpo por la boca o la nariz y pasa a través de la tráquea para llegar a los dos bronquios, y luego a cada pulmón. Cuando la sangre fluye a través de los capilares de los pulmones, el oxígeno del aire en el pulmón se difunde en el torrente sanguíneo, mientras que el dióxido de carbono entra en sacos de aire conocidos como alvéolos.

El cuerpo humano tiene un sistema de defensa natural diseñada para proteger a los pulmones. Puesto que, existen variadas enfermedades del pulmón que interfieren la función saludable de los órganos que son esenciales para la supervivencia y el bienestar humano.

Ante los variados problemas que pueden afectar a los pulmones, lo importante es mantener el sistema inmunológico fortalecido para eliminar cualquier virus o bacteria que afecte al sistema respiratorio. Asimismo, existen técnicas para mantener los pulmones saludables. También, hay muchas maneras de aumentar la cantidad de aire inhalado por los pulmones, y la eficiencia con la que capturan el oxígeno.

Cómo Fortalecer Los Pulmones Después De Una Bronquitis O Neumonía.

Cuando se sufre una enfermedad pulmonar seria, en este caso, la bronquitis o la neumonía, es necesario realizar algunos cambios en los hábitos y ejecutar acciones que ayuden a fortalecer los pulmones, tales como:

Realizar técnicas de respiración.

  • Respira profundamente para aumentar la cantidad de aire que los pulmones pueden absorber en un período de tiempo. El truco está en respirar profundo y constantemente.
  • Exhala completamente. Para ello, debes practicar un par de veces antes de iniciar. Dado que, esto te permite inhalar más aire en la respiración siguiente.
  • Es importante permitir que el diafragma descienda al mantener los músculos abdominales relajados. Ante esto, el abdomen se expandirá, haciendo más espacio alrededor de los pulmones, lo cual les permite llenarlos de aire.

No fumar.

El fumar cigarrillo es una de las principales causas del cáncer de pulmón y enfermedades pulmonares obstructivas crónicas, las cuales incluyen el enfisema y la bronquitis crónica, debido a que el humo del cigarrillo puede estrechar los conductos de aire y hacer más difícil la respiración. También, causa inflamación crónica, o inflamación en los pulmones, lo que puede conducir a la bronquitis. Con el tiempo, el humo del cigarrillo destruye el tejido pulmonar, y puede desencadenar cambios que se convierten en cáncer. Por ello, es aconsejable que dejes de fumar.

Evitar la exposición a contaminantes que pueden dañar los pulmones.

La contaminación del aire y de los productos químicos del hogar pueden causar o empeorar las enfermedades pulmonares. Ante esto, evita hacer ejercicio al aire libre en días de aire malo, en el caso de que vivas en ciudades con un alto índice de aire contaminado. Además, evita entrar en contacto directo con los productos químicos que usas en tu hogar para hacer la limpieza.

Prevenir las infecciones.

Una infección respiratoria puede llegar a ser muy grave. Hay varias cosas que puedes hacer para protegerte, entre ellas incluyen:

  • Lavarte las manos frecuentemente con agua y jabón. También, puedes usar los productos de limpieza a base de alcohol, ya que un buen sustituto.
  • Evitar acercarte a personas con resfriados y gripe.
  • La buena higiene oral puede proteger de los gérmenes en la boca que conducen a infecciones. Por ello, debes cepillarte los dientes al menos dos veces al día y ver al dentista por lo menos cada seis meses.
  • Llevar a cabo una dieta rica en alimentos con vitamina C, ya que fortalecen el sistema inmunológico.

Ejercicios Para Fortalecer Los Pulmones.

Cuando una persona ha atravesado alguna enfermedad pulmonar o simplemente quiere fortalecer los pulmones para estar más saludables y prevenir enfermedades en el futuro, puede hacer algunos ejercicios que permiten el fortalecimiento de los pulmones, tales como:

Ejercicios para fortalecer los pulmones

Ejercicios en el agua.

Este es un entrenamiento importante, el cual ayuda al organismo a suministrar suficiente oxígeno en la sangre, para hacer un buen ejercicio de pulmón.

Antes de realizar los ejercicios dentro del agua, es importante llevar a cabo un estiramiento y calentamiento fuera del agua. Es recomendable, practicar esta rutina durante varios días hasta que te sientas cómodo.

Luego, puedes realizar variados movimientos dentro del agua. Debido al cambio de sangre en la cavidad torácica y la compresión del cuerpo, tendrás que tomar respiraciones más rápidas. Diversos estudios han demostrado que la capacidad del aire se reduce hasta en un 75% durante este tiempo, y el cuerpo va a tratar de compensar eso. Si el ejercicio en el agua dura el tiempo suficiente, y lo haces de manera regular, el sistema respiratorio será más eficiente, lo que aumentará la capacidad pulmonar.

Cabe señalar que, los ejercicios en el agua, también se pueden utilizar para fortalecer los pulmones de los niños.

Ejercicios cardiovasculares.

El ejercicio cardiovascular es una excelente manera de aumentar la capacidad pulmonar. Por ello, es aconsejable realizar al menos 30 minutos de entrenamientos a diario para que los pulmones trabajen duro y se hagan más fuertes.

Practicar aeróbic.

Este es un entrenamiento increíble para fortalecer los pulmones. Para ello, se recomienda hacer sesiones cortas de entrenamiento intenso. 30 minutos 4 veces a la semana es suficiente.

Hacer ciclismo.

Este ejercicio es importante, ya que ayuda a bombear más sangre a las piernas; y los pulmones suministran el oxígeno a la sangre de manera eficiente.

Ir a correr.

Correr es un buen ejercicio para mejorar las articulaciones. Asimismo, es aconsejable carreras cortas para asegurarte de que tus pulmones están trabajando fuerte. No olvides calentar un poco antes de correr con intensidad, esto evitará calambres y malos disgustos con este ejercicio.

Crear resistencia.

La resistencia en las rutinas de entrenamientos aumentará la capacidad pulmonar. Para ello, primero respira normal por la nariz, luego respira profundamente. A continuación, exhala por la boca con los labios aún más juntos. Después, ábrelos sólo un poco para que el aire puede salir, y con resistencia. Trata de hacer esto tan a menudo como sea posible. Esto hace que los sacos de los pulmones se acostumbren a mantener el aire por más larga duración.

También, puedes aprender a tocar un instrumento de viento como un fagot, tuba, trompeta, trombón, oboe, clarinete, el saxofón o la flauta. Dado que, esta actividad te ayudará a controlar la respiración y ampliar la capacidad pulmonar al utilizar todos los alvéolos.

Es importante tomar en cuenta las técnicas anteriores, para fortalecer los pulmones de manera efectiva, de esta manera estarás menos propenso a desarrollar enfermedades respiratorias, que obstruyen el adecuado funcionamiento del cuerpo humano.

También Podría Gustarte