Cómo Hacer Mantequilla De Almendras En Casa Fácilmente

Siguenos En Facebook


Las almendras son frutos secos antiguos, ya que fueron utilizadas por las dietas de los egipcios y las poblaciones indígenas. Actualmente, las almendras tienen excelentes beneficios nutricionales, y se pueden ingerir de muchas maneras diferentes, por ejemplo, se pueden comer crudas como una merienda saludable, también, como el ingrediente base de la mantequilla de almendras, además, como leche de almendras o harina de almendras.

La mantequilla de almendra es una de las mejores opciones para agregar a la dieta. Ya que tiene un mejor perfil nutricional, entre el más importante se encuentra su rico contenido de grasa, lo cual es beneficioso para la buena salud del corazón. Asimismo, no contiene altas cantidades de sal, lo cual es ideal para evitar el aumento de peso. Además, tiene un sabor delicioso que lo hacer rico para ser comido por sí solo o como ingrediente complemento en salsas, productos horneados caseros e incluso batidos.

La proteína fundamental para la reparación y regeneración de tejidos se consume a través de la mantequilla de almendra, lo cual es especialmente bueno para los atletas y los practicantes de deportes, dado que, toman más tiempo para digerirse, y, por lo tanto, proporcionan una buena fuente de energía durante los entrenamientos agotadores.

El consumo de almendras de forma regular, ayuda a la sensibilidad de la insulina, motivo por el cual, las personas con diabetes pueden beneficiarse. Además, las personas que quieren perder peso, pueden adelgazar por medio del consumo de mantequilla de almendras, ya que, en un estudio se encontró que el consumo de nueces o almendras de manera regular, ayuda en el control y la pérdida de peso de manera saludable y efectiva.

2 Exquisitas Recetas Para Hacer Mantequilla De Almendras

Opción #1.

Tiempo de preparación: 30 minutos.

Ingredientes:

3 tazas de almendras.

Preparación: Primeramente, debes colocar las almendras en un procesador de alimentos, durante 15 a 30 minutos, parando el procesador y probando su consistencia, según sea necesario durante todo el proceso.

La mantequilla de almendras está lista, cuando las almendras han liberado su aceite y la mantequilla resultante es muy suave. Este proceso lleva bastante tiempo, así que debes ser paciente.

A continuación, le puedes agregar hasta 1 cucharada de aceite. Entre las mejores opciones de aceites se encuentran el aceite de canola, el aceite de cacahuete, o el aceite de oliva. Luego, mezcla la mantequilla hasta que quede bien adherido el aceite. Para terminar, puedes transferir la mantequilla de almendras en un frasco de vidrio sellado, y guardar en la refrigeradora hasta por 3 semanas.

Opción #2

Mantequilla casera de almendras

Ingredientes:

  • 2 tazas de almendras crudas.
  • ½ cucharada de sal marina.
  • 1-2 cucharadas de aceite líquido, tales como el aceite de oliva, o de nuez.

Preparación: Para iniciar, debes poner a licuar las 2 tazas de almendras, con la ½ cucharada de sal marina. Luego, debes terminar hasta que las almendras se hagan polvo. En este punto, será necesario añadir el aceite líquido. Puedes comenzar con 1 cucharada, pero termina añadiendo 2 cucharadas, con el fin de llegar a la consistencia deseada. Luego, puedes guardarla en un recipiente limpio y seco durante varias semanas, sin problema alguno.

La fabricación de tu propia mantequilla de almendras, es una excelente opción, ya que, se elabora de manera fácil, y es favorable en tanto ingredientes. Además, recibes buenos beneficios para la salud en general, dado que, las mantequillas de frutos secos son orgánicas, germinadas y deshidratadas, lo cual es ideal porque retienen la mayoría de los nutrientes.


También Podría Gustarte

¡Compártenos Un Comentario!

Loading...