Cómo Prevenir El Cáncer De Mama Eficientemente

Siguenos En Facebook


Saber cómo prevenir el cáncer de mama puede ser más beneficioso que preocuparse por los sostenes con varillas o el uso de desodorantes. Y más aún cuando se sospecha que algunos químicos contenidos en los antitranspirantes pueden causar cáncer de mama, debido a que puedan ser absorbidos por la piel, según algunos estudios.

Mientras tanto, muchas mujeres están retrasando sus exámenes de mamografías, los cuales pueden ayudar a detectar la enfermedad en sus etapas más tempranas y tratables.

Y aunque se tiene una percepción errónea cuando se descubre cáncer de mama, la verdad es que la tasa de supervivencia es más alta que nunca antes. Además, existen factores que pueden cambiar las probabilidades a favor cuando éste se descubre tiempo.

6 formas de prevenir el cáncer de mama

1.     Realizar autoexámenes.

Familiarizarse con el aspecto y la sensación de los senos es todavía una decisión inteligente, ya que algunos tipos de cáncer de mama no son recogidos por las mamografías y otros pueden desarrollarse entre las mamografías anuales. Los tumores de crecimiento más rápido y más agresivos son a menudo los que pueden detectarse con un autoexamen.

No es necesario realizar exámenes en los senos con un cierto patrón o hacerlos exactamente el mismo día cada mes, pero hay que hacerlo a menudo para distinguir algún cambio preocupante o detectar bultos y protuberancias anormales. Si se nota algo extraño, no hay que entrar en pánico, ya que muchos bultos son completamente benignos; pero hay que ir al médico para realizar los análisis pertinentes.

2.     No temer a las mamografías.

Una nueva investigación ha encontrado que el riesgo de la exposición a la radiación de una mamografía es aún más baja de lo que se pensaba. Cabe destacar que las mamografías digitales más nuevas usan un 22% menos de radiación que las mamografías tradicionales. También toman imágenes más nítidas, así que hay menos posibilidades de la prueba falle. Así que no hay excusas para no hacerse este análisis.

3.     Disminuir el consumo de alcohol.

El alcohol puede ser bueno para el corazón, pero cuando se trata de los senos, es otra historia. La investigación sugiere que incluso una bebida al día puede aumentar el riesgo de cáncer de mama. Para estar seguro, hay que  limitarlo a tres tragos por semana, incluyendo las bebidas de sábado y domingo. Si se toman dos o tres vasos de vino a la vez, el riesgo de cáncer de mama es 20% más alto que si no se toma nada. La forma en que el alcohol se metaboliza en el cuerpo de una mujer, puede aumentar los niveles de estrógenos en la sangre, lo que aumenta el riesgo de cáncer de mama.

La investigación ha demostrado que obtener suficiente ácido fólico, al menos 600 mcg por día puede ayudar a deshacer algunos de los daños del consumo de alcohol regular. Este puede encontrarse de manera natural en el jugo de naranja, vegetales de hojas verdes, los frijoles y los cereales fortificados.

4.     Mantener un peso saludable.

Aunque es cierto que una dieta saludable puede ayudar, si los alimentos individuales pueden realmente reducir el riesgo de cáncer de mama es un tema de debate. Pero no se puede negar el impacto poderoso que puede tener el sobrepeso.

Numerosos estudios han encontrado que los kilos de más aumentan el riesgo de cáncer de mama después de la menopausia. Cuanto más grasa corporal se tiene, más estrógeno almacena el cuerpo, y los estrógenos pueden estimular el crecimiento de las células cancerígenas. No obstante, al bajar de peso se puede reducir el riesgo de padecer este tipo de cáncer. Ejercicio constante y el consumo de alimentos quemadores de grasa pueden ayudar a mantener el peso bajo control

5.     Dejar de fumar

Fumar no sólo aumentan el riesgo de cáncer de pulmón, las mujeres que fuman durante 10 años o más, son un 16% más propensas que las no fumadoras a desarrollar cáncer de mama, según un estudio reciente de la Universidad de West Virginia. La exposición a largo plazo al humo de cigarrillo de otra persona también puede aumentar el riesgo. El humo del cigarrillo causa inflamación crónica en el cuerpo, que a su vez puede conducir al cáncer de mama.

6.     Hacer ejercicio frecuentemente

Ejercitarse 30 minutos, cinco días a la semana puede reducir el riego de cáncer de mama en un 20%.

El ejercicio regular (2.5 horas a la semana, que puede dividirse en cinco caminatas de 30 minutos), no sólo ayuda a mantener el peso bajo control, también puede disminuir los niveles de estrógeno y estimular el sistema inmunológico, ayudando a prevenir la presencia de células anormales y que estas se propaguen. Mujeres sobrevivientes de cáncer de mama que hicieron el equivalente de una o dos horas de caminata a paso ligero a la semana, tenían un riesgo de 40% menor de morir por cáncer de mama, según un estudio realizado en el Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle.

Saber cómo prevenir el cáncer de mama, puede ayudar a eliminar el riesgo y las secuelas que este tipo de cáncer produce, sobre todo en las mujeres. Y si se toman estas medidas a tiempo, las probabilidades de padecer este cáncer son prácticamente mínimas.


También Podría Gustarte

¡Compártenos Un Comentario!

Loading...