Tu Sitio De Salud Y Bienestar

Cómo Prevenir Las Estrías En El Embarazo

Ninguna discusión sobre el cuidado de la piel durante el embarazo estaría completa sin abordar las terribles estrías. Aunque la mayoría de las madres disfrutan el embarazo, no están interesadas en los recuerdos que deja tras de sí, sobre todo cuando se enfrentan a las líneas rojas que quedan en la piel.

Anuncio

El 70% de las mujeres embarazadas desarrollan estrías debido a que la piel se extiende más allá de su capacidad natural. Sin embargo, la buena noticia es que hay una serie de cosas que se pueden hacer para minimizar su gravedad y la apariencia, y con suerte eliminarlas por completo.

Aceites naturales y mantecas:

Como las estrías son un problema que resuenan profundamente con las mujeres embarazadas, cientos de productos han inundado el mercado que pretenden mantenerlos a raya. Y francamente deberías adoptar un sano escepticismo sobre estos tratamientos, ya que muchos de los aceites de los productos anti-estrías disponibles, son a base de aceite de parafina, un derivado del petróleo. Solo revisa la lista de ingredientes y lo comprobarás.

Los aceites naturales y mantecas son más seguros para tratar la piel de la futura madre. Por ejemplo, cuando das masajes a la piel con aceite de jojoba, este puede ayudar a mejorar la elasticidad y reducir la probabilidad de que sea sometida a estiramientos extremos. La aplicación de este aceite durante y después del parto puede ayudar a suavizar la piel y reducir la aparición de estrías.

La manteca de karité es otro gran ingrediente para domar las estrías y que muchas mujeres adoran, además de ser muy hidratante, la manteca de karité también tiene una capacidad única para reducir y curar las cicatrices.

Alimenta a tu piel:

Una dieta sana es esencial para una piel suave y flexible. El consumo de alimentos que son ricos en vitaminas A, B, y C y ácidos grasos esenciales (Omega 3, 6 y 9) durante todo el embarazo permitirá que tu piel se estire mejor y fomentar la sustitución de las células dañadas con nuevas saludables.

Una piel nutrida y acondicionada es también menos propensa a romperse y formar estrías después del nacimiento.

Controla tu peso:

Aunque es propio de una mujer embarazada comer lo que le gusta, el comer en exceso puede hacer que aumente demasiado rápido de peso, aumentando la probabilidad de accionar estrías y empeorar su aspecto físico.

Si tienes un IMC saludable debes saber que durante el embarazo debes subir entre 25 y 34 libras, ganando de 1 a 5 libras en el primer trimestre, y 1 libra por semana a partir de entonces.

Hidrata tu cuerpo por dentro y por fuera:

La piel seca es menos elástica y por lo tanto más propensa a las estrías. Debes Mantenerla hidratada bebiendo mucha agua y usar una crema corporal diariamente que sea alta en ácidos grasos esenciales.

Estos tips pueden ayudarte a reducir la probabilidad de tener estrías en el embarazo y evitar también que se hagan severas en el caso que aparezcan. Sigue estos consejos en forma conjunta para mantener tu piel hidratada, saludable y libre de secuelas por el estiramiento extremo ocasionado por el embarazo.

Anuncio

También podría gustarte