Tu Sitio De Salud Y Bienestar

5 Consejos Para Eliminar El Efecto Rebote De Las Dietas

La pérdida de peso es efectiva cuando se realiza de manera estable. Sin embargo, existen muchos planes de dietas pocos saludables, entre las principales se encuentra la dieta General Motors (dieta GM), la cual consiste en reducir exageradamente el tamaño de las porciones diarias, y, además, es una dieta muy estricta desde el día 1 hasta el día 7. La mayoría de las personas que llevan a cabo esta dieta, son más propensas a padecer el efecto yo-yo o rebote, el cual ocurre cuando se pierde una cantidad significativa de peso, pero que tarde o temprano se recupera.

El efecto rebote, es generalmente provocado por los planes de pérdida de peso que consisten en saltear comidas, ayunar o reducir considerablemente el consumo de calorías diarias. Dado que, cuando se limita las calorías que el cuerpo necesita para obtener energía, la respuesta del organismo ante este cambio, es mediante la reducción del metabolismo. El metabolismo es el método en el que el cuerpo quema la comida que consumes, con el fin de crear energía. En este caso, el metabolismo no funciona de manera regular e incluso cuando se inicia de nuevo el estilo de vida normal.

También, las dietas causantes del efecto rebote pueden conducir a diversas enfermedades, tales como las enfermedades del corazón y cáncer. Asimismo, es posible perder el cabello y desarrollar osteoporosis, entre otras condiciones deplorables de salud. Esto es debido a que la mayoría de estas dietas son deficientes en nutrientes que son vitales para la salud en general. Ante esto, existen diferentes maneras de eliminar el efecto rebote, en el cual se encuentra un cambio en el estilo de vida, incluyendo la alimentación y otros hábitos diarios.

¿Cómo Eliminar El Efecto Rebote De Las Dietas?

1. Realizar ejercicios físicos.

Una de las mejores maneras para eliminar el efecto rebote, es por medio de la realización de ejercicios físicos de manera constante, ya que una rutina de ejercicios en toda la dieta, fortalece y define el sistema muscular, por medio de la disminución significativa de la tasa metabólica básica. Por ello, es aconsejable realizar ejercicios de fuerza. Además, puedes salir a correr, caminar rápidamente o nadar, ya que ayudan a tonificar los músculos de manera eficiente, y evita la recuperación de la grasa perdida.

2. Evitar el consumo excesivo de antojos.

A veces exceder el consumo de antojos, puede empeorar el efecto rebote. Ya que la mayoría de antojos son alimentos pocos saludables y con exceso de calorías, que lo único que causan es el aumento de peso. Debido a esto, es importante tomar en cuenta qué antojos puedes ingerir y qué cantidad debes consumir, ya que en exceso es malo.

3. Identificar las causas emocionales de comer.

Es importante identificar las causas emocionales de comer, ya que, muchas personas comen en exceso cuando están ansiosas o tienen estrés, e incluso, cuando se encuentran felices. Por ello, es que hay diversos factores emocionales que causan comer en exceso. Así que, es importante distinguir cuáles son tus factores emocionales, y de esta manera debes aprender a superarlos para tratar de mantener un registro sobre las alternativas a consumir a diario, evitando el aumento del efecto rebote.

4. Establecer una meta realista.

Meta para adelgazar

La selección de un objetivo de peso irrealista, es uno de los factores que estropea la pérdida de peso. Ante esto, es importante establecer una meta realista, según la altura, edad e incluso la estructura ósea. Además, es fundamental que averigües el índice de masa corporal, seleccionando de esta manera un objetivo para perder peso dentro del rango saludable.

También, es importante porque te ayudará a mantener un estilo de vida saludable después de que termines la dieta, lo cual en muchas ocasiones se puede convertir en un problema, ya que es fácil llevar a cabo una pérdida de peso temporal, lo difícil es mantener el efecto durante largos periodos de tiempo, evitando así el efecto rebote después de seguir una dieta baja en calorías.

5. Cuidar la alimentación.

Para eliminar el efecto rebote es importante cuidar la alimentación. Se recomienda una dieta balanceada y nutritiva, rica en vitaminas y minerales esenciales para el organismo. Es aconsejable evitar el consumo de ciertos alimentos que contribuyen al efecto rebote. Dentro de los principales consejos para cuidar la alimentación, se encuentran:

  • Ingerir alimentos ricos en grasas saludables, las cuales se encuentran de manera abundante en los frutos secos y en los pescados.
  • Evitar el consumo de alimentos con cantidades significativas de azúcar, ya que no estimulan la glucosa en el torrente sanguíneo, lo cual contribuye al aumento de peso. Los mayores alimentos con azúcar son los jugos artificiales, bebidas con cafeína y la azúcar añadida.
  • Comer alimentos ricos en vitaminas, minerales y fibras, lo cual es beneficioso para el organismo. Entre las mejores opciones, se encuentran las frutas y las verduras.
  • Un día a la semana puedes comer lo que quieras, ya que, si te privas de todo, con el tiempo te cansarás y volverás a comer lo que te produjo sobrepeso.
  • Es importante comer varias comidas al día. Lo ideal es ingerir de 5 a 6 comidas al día. Por ello, lleva contigo algún aperitivo o merienda sana, para así evitar comer lo primero que veas, y, además, evitarás comer en exceso en las comidas principales.
  • También, debes beber abundante agua, dado que el cerebro algunas veces confunde el hambre con la sed. Además, el agua es importante porque ayuda a eliminar toxinas del organismo, lo cual es saludable para mantener un estado de salud óptimo.

En conclusión, es importante eliminar el efecto rebote, lo cual lo lograrás tomando en cuenta los consejos anteriores, para así poder garantizar un peso estable y saludable al organismo, y que le favorezca al realizar las variadas funciones que este desempeña.


También Podría Gustarte