Tu Sitio De Salud Y Bienestar

9 Consejos Para Mejorar La Circulación De Las Piernas

La circulación de la sangre en todo el organismo es primordial para la salud. Asimismo, la circulación de las piernas juega un papel clave en este proceso, dado que, para que la sangre regrese al corazón de las partes inferiores del cuerpo, los pies y las piernas ayudan a bombear la sangre hacia arriba, lo cual es importante para el adecuado funcionamiento del corazón.

Anuncio

La edad, condiciones médicas como la diabetes y la inmovilidad, puede afectar la circulación de las piernas, haciendo que para el organismo sea difícil devolver la sangre al corazón desde las piernas y los pies. Esto puede dar lugar a dolor en las piernas, hinchazón de los pies y los tobillos, y calambres.

La buena circulación de las piernas es importante, ya que permite que el tejido de la pierna pueda adquirir nutrientes y eliminar los residuos, lo cual es esencial para la fuerza y salud de la pierna a largo plazo. Por ello, es fundamental mejorar la circulación de las piernas a partir hábitos sencillos, ya sea tomando hierbas y suplementos, haciendo cambios a la dieta y realizando ejercicios físicos de manera constante.

¿Cómo Para Mejorar La Circulación De Las Piernas?

1. Dejar de fumar.

El consumo de cigarrillos, hace que las paredes de los vasos capilares se estrechen, disminuyendo el flujo sanguíneo y evitando la buena circulación. Además, el humo del cigarro causa una enfermedad llamada aterosclerosis, la cual obstruye la buena circulación de la sangre. Por ello, es importante dejar fumar.

2. Tomar descansos regulares.

Si te encuentras en posiciones mecánicas, como, por ejemplo, estar en pie, o sentado por un largo periodo de tiempo, es importante que tomes descansos, moviendo los brazos y las piernas, ya sea caminando, corriendo, o dando un pequeño paseo, lo cual ayudará a la buena circulación de las piernas y brazos.

3. Evitar la ropa ajustada.

Trata de evitar el uso de ropa ajustada, ya que puede restringir el flujo de la sangre en las piernas. Esto incluye, el uso de pantalones, calcetines y zapatos. Por ello, es importante la utilización de ropa cómoda que favorezca la buena circulación de la sangre.

4. Iniciar una rutina de ejercicios.

Es importante realizar ejercicios físicos, por lo menos de 2 a 3 veces a la semana, para la buena circulación de la sangre en el cuerpo, y en especial en las piernas.

Para mejorar la circulación de las piernas es recomendable realizar ejercicios que pongan a trabajar las piernas, tales como andar en bicicleta, caminar, nadar y correr. Se recomienda realizar cualquiera de estos ejercicios como mínimo ½ hora, los cual mejorará la salud de las piernas.

Si necesitas un ejercicio de baja intensidad, puedes realizar sesionas de yogas, ya que las posturas en estas prácticas involucran las piernas y estimulan el sistema circulatorio.

5. Beber té de pimienta de cayena

La pimienta de cayena, ayuda a abrir los vasos sanguíneos. Además, mejora la circulación. Por ello, es aconsejable utilizarlo constantemente para dar sabor a la comida o consumir en forma de té con una taza con agua y miel.

El consumo de un poco de pimienta de cayena cada día mejorará la circulación significativamente a través del tiempo.

6. Tomar suplementos de aceite de pescado.

Suplementos de pescado para la circulación

El aceite de pescado contiene ricas fuentes de ácidos grasos omega-3, los cuales son esenciales para la buena circulación de la sangre en todas las partes del cuerpo. Además, ayuda a tener un alto nivel de colesterol bueno, lo cual evita la formación de enfermedades que interfirieren la buena circulación.

Debido a los beneficios de los ácidos grasos omega-3 presentes en los pescados, se recomienda el consumo de atún, hígado de bacalao, salmón, caballa o arenque, sino, puedes consumir suplementos de aceite de pescado en forma de cápsulas.

7. Comer menos sal.

El consumo excesivo de sal, hace que el organismo retenga agua, causando hinchazón en las arterias, lo cual ejerce presión sobre las venas, dando origen a una mala circulación. Por ello, trata de reducir el consumo de sal, ya sea cocinando en casa, ya que cuando comes fuera no sabes la cantidad de sal que le agregan a la comida, y evitando el consumo de comida chatarra.

8. Mantener un peso corporal saludable.

Es importante mantener el peso corporal regulado, ya que mejora la circulación de la sangre y el mantenimiento de las piernas. Sin embargo, el exceso de peso pone tensión en el sistema circulatorio. Para evitar esta condición, se recomienda llevar a cabo una dieta equilibrada para alcanzar un peso que sea adecuado para tu tipo de cuerpo.

Para llevar a cabo una dieta equilibrada, se recomienda el consumo de verduras frutas, granos enteros y carnes magras.

9. Beber suficiente agua.

El consumo regular de agua es primordial para la buena circulación de la sangre. Por ello, se recomienda consumir entre 1,5 y 2 litros de agua al día. Además, beber agua a diario, ayuda a hidratar las células incluyendo la piel, asimismo, favorece la buena digestión y brinda un suministro regular de minerales. El agua, también ayuda al cuerpo a deshacerse de los residuos.

En conclusión, es importante hacer ejercicios regularmente, tomar descansos y llevar a cabo una dieta balanceada y nutritiva, lo cual ayudará a mejorar la circulación de las piernas y mejorando así la salud en general.

Anuncio