Tu Sitio De Salud Y Bienestar

5 Consejos Para Reducir El Estrés Oxidativo

El estrés oxidativo es un desequilibrio entre la producción de radicales libres y la capacidad del cuerpo para contrarrestar o desintoxicar sus efectos dañinos a través de la neutralización por los antioxidantes.

Los radicales libres pueden causar varios problemas en el organismo, entre uno de los principales daños se encuentra la peroxidación lipídica. Asimismo, los radicales libres pueden interactuar químicamente con los componentes celulares tales como el ADN, proteína o lípido y robar sus electrones con el fin de llegar a ser estabilizado. Esto, a su vez, desestabiliza las moléculas componentes de las células que luego buscan y roban un electrón de otra molécula, por lo tanto, provocan una gran cadena de reacciones de radicales libres.

Por otra parte, cada célula utiliza enzimas y oxígeno para realizar funciones, por ejemplo, se expone al oxígeno a reacciones de radicales libres que tienen el potencial de causar graves daños a la célula. Ante esto, los antioxidantes son moléculas presentes en las células que impiden estas reacciones, mediante la donación de un electrón a los radicales libres sin llegar a ser ellos desestabilizado. Por ello, un desequilibrio entre oxidantes y antioxidantes es la base del estrés oxidativo.

El estrés oxidativo conduce a muchas condiciones fisiopatológicas en el cuerpo, algunas de estas enfermedades incluyen la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer. También, puede ocasionar las mutaciones genéticas, trastornos del corazón, cáncer, el síndrome de fatiga crónica, aterosclerosis, insuficiencia cardíaca, infarto de miocardio y enfermedades inflamatorias.

¿Cómo Reducir El Estrés Oxidativo?

Para reducir el estrés oxidativo de forma eficiente necesitas aplicar los siguientes consejos:

1. Evitar el azúcar y los alimentos procesados.

Cuando el organismo tiene que procesar el azúcar, crea la oxidación. También, los alimentos procesados a menudo contienen azúcar y otros productos químicos que dan origen a la oxidación. Por ello, es importante equilibrar el azúcar en la sangre para evitar la aparición del estrés oxidativo. También, puedes sustituir el azúcar por stevia, así lograrás endulzar tus bebidas sin comprometer tu salud.

2. Prevenir las infecciones.

Cuando el sistema inmunológico está combatiendo una infección, luego termina creando la oxidación por lo que, cuando te enfermas el cuerpo se deshidrata y pierde energía. Debido a esto, es importante prevenir las infecciones, por medio del fortalecimiento del sistema inmunológico.

3. Controlar el estrés.

Es importante controlar el estrés para que el organismo pueda funcionar correctamente. Asimismo, el control del estrés puede ayudar a evitar la oxidación. Las mejores maneras de controlar el estrés son por medio de la realización de ejercicios físico de manera constante, hablar con alguien cercano, dar un paseo, ver programas divertidos, entre otras técnicas para controlar el estrés.

4. Evitar las toxinas.

Para evitar las toxinas en el cuerpo, debes evitar los cigarrillos, productos de limpiezas tóxicos, gases de escapes y el humo proveniente de plásticos quemados, de esta manera, evitarás la exposición a sustancias tóxicas que en muchas ocasiones dan origen a la oxidación.

5. Tener al cuerpo rico en antioxidantes.

Alimentos para reducir el estrés oxidativo

Los antioxidantes evitan el estrés oxidativo. Por ello, es importante aumentar la ingesta de antioxidantes, ya sea ayudando al organismo a producir más o por el consumo de alimentos ricos en antioxidantes.

Uno de los más potentes antioxidantes es el GLUTATIÓN, el cual se produce por el organismo. Está formado a partir de ácidos tres amino – glicina, glutamato y cisteína. Además, contiene azufre, que es lo que hace tan eficaz.

Existen alimentos que ayudan al cuerpo a producir más glutatión, estos alimentos incluyen:

  • Espárragos.
  • Duraznos.
  • Nueces.
  • Espinacas.
  • Tomates.

También, puedes aumentar la producción de glutatión por medio del consumo de alimentos con alto contenido de azufre, por ejemplo:

  • Ajo.
  • Cebollas.
  • Las verduras crucíferas como el brócoli, col rizada, coles y repollo.
  • Aguacates.

Por otra parte, puedes tomar suplementos que lo contienen:

  • N-ACETIL CISTEÍNA (NAC).
  • Glicina.
  • Glutamina.
  • Metilfolato.
  • Vitamina B12.
  • Selenio.
  • Ácido alfa lipoico.
  • Vitaminas C y E (que protegen el glutatión se oxide).
  • Zinc.
  • Magnesio.
  • Vitamina D.
  • El cardo de leche.

Alimentos ricos en antioxidantes.

Existen alimentos ricos en antioxidantes, los cuales ayudan a mantener al organismo en estado óptimo. Los alimentos más ricos en antioxidantes son:

  • Remolacha
  • Col rizada.
  • Bayas.
  • Tomates.

Otras buenas fuentes de antioxidantes incluyen:

  • Nueces y semillas.
  • El té verde y negro.

Y hierbas, tales como:

  • Canela.
  • Jengibre.
  • La curcumina (también conocida como la cúrcuma).

Es importante saber, que mientras el organismo tiene más antioxidantes, mejor se puede prevenir la oxidación, y, por ende, el estrés oxidativo, para gozar de un estado de salud óptimo, con menos probabilidades de desarrollar enfermedades a causa del estrés oxidativo.


También Podría Gustarte