Tu Sitio De Salud Y Bienestar

Cuáles Son Las Deficiencias De Nutrientes En El Ser Humano

La deficiencia de nutrientes o desnutrición es lo que resulta cuando el organismo no recibe todos los nutrientes que necesita para funcionar de manera eficaz. También, las deficiencias pueden conducir a una variedad de problemas de salud, estos pueden incluir problemas de digestión, problemas de la piel, crecimiento óseo atrofiado o defectuoso, e incluso demencia. Ante esta condición, los niños están en mayor riesgo de sufrir complicaciones graves debido a las deficiencias nutricionales en comparación con los adultos.

Es importante prevenir las deficiencias nutricionales, por medio de la incorporación de una dieta saludable que garantice la obtención de nutrientes, ya que el cuerpo requiere de muchas vitaminas y minerales, los cuales son cruciales para el desarrollo y la prevención de enfermedades diferentes.

Estas vitaminas y minerales a menudo se conocen como micronutrientes, ellos no se producen de forma natural en el cuerpo, así que hay que obtenerlos por medio de la alimentación.

6 Tipos De Deficiencias Nutricionales.

1. Deficiencia de hierro.

La deficiencia nutricional más común en todo el mundo es la deficiencia de hierro. La deficiencia de hierro puede provocar anemia; un trastorno sanguíneo que causa debilidad, fatiga y una variedad de otros síntomas.

Los alimentos ricos en hierro tales como verduras de hojas verdes, carnes rojas y las yemas de huevo, ayudan al cuerpo a producir glóbulos rojos, ya que, si tienes deficiencia de hierro, el organismo produce menos glóbulos rojos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 30 por ciento de la población mundial sufre de esta condición. De hecho, es la única deficiencia nutricional que es frecuente en los países en desarrollo como en los industrializados.

2. Deficiencia de Vitamina A.

La vitamina A es un grupo de nutrientes que es vital para la salud ocular y la salud reproductiva en hombres y mujeres. También, juega un papel importante en el fortalecimiento del sistema inmune contra las infecciones.

Según la OMS, la falta de vitamina A es la principal causa de ceguera evitable en los niños. Asimismo, las mujeres embarazadas que tienen deficiencia de vitamina A tienen altas tasas de mortalidad materna.

Para los recién nacidos, la mejor fuente de vitamina A es la leche materna. Para todos los demás, es importante comer alimentos ricos en vitamina A, estos incluyen:

  • Leche.
  • Huevos.
  • vegetales verdes, como la col rizada, el brócoli y la espinaca.
  • Verduras de color naranja como las zanahorias, batatas, calabaza.
  • Frutas de color amarillo rojizo, como los albaricoques, la papaya y melocotones.

3. La vitamina B-1 (tiamina).

Otra deficiencia nutricional es la vitamina B1, también conocida como tiamina. La tiamina es importante para el sistema nervioso. También, ayuda al organismo a convertir a los carbohidratos en energía como parte del metabolismo.

La falta de tiamina puede causar fatiga y pérdida de peso, así como algunos síntomas cognitivos tales como confusión y pérdida de memoria a corto plazo. Además, la deficiencia de tiamina puede afectar al corazón.

Por otra parte, el alcohol reduce la absorción de tiamina, es decir la capacidad del cuerpo para almacenar tiamina en el hígado y la capacidad del cuerpo para convertir tiamina a una forma utilizable. Por ello, es importante consumir alimentos ricos en tiamina, y evitar el consumo del alcohol.

4. La vitamina B-9 (folato).

Cápsula ácido fólico

La vitamina B9 es un ácido fólico que se encuentra en los suplementos o alimentos fortificados. También, ayuda al cuerpo a crear glóbulos rojos y a producir ADN. Asimismo, permite el desarrollo del cerebro y el funcionamiento del sistema nervioso.

El ácido fólico es sumamente importante para el desarrollo del feto, puesto que, contribuye a la formación del cerebro de un niño en desarrollo y a la médula espinal. Sin embargo, la deficiencia de ácido fólico puede conducir a graves defectos de nacimiento, problemas de crecimiento, o anemia.

Los alimentos ricos en vitamina B9 o ácido fólico son:

  • Frijoles y lentejas.
  • Frutas cítricas.
  • Verduras de hoja verde.
  • Espárragos.
  • Carnes tales como aves de corral y carne de cerdo.
  • Mariscos

5. Deficiencia de vitamina D.

La vitamina D es fundamental la para la salud de los huesos, debido a que ayuda al cuerpo a mantener los niveles adecuados de calcio con el fin de regular el desarrollo de los dientes y los huesos. Sin embargo, la falta de este nutriente puede conducir a diversas enfermedades, por ejemplo, la osteoporosis. La osteoporosis, es causada por la falta de calcio y vitamina D, lo cual puede dar lugar a huesos porosos y frágiles que se rompen muy fácilmente.

La vitamina D se encuentra de forma natural en sólo unos pocos alimentos. Los alimentos con vitamina D incluyen:

  • Aceites de hígado de pescado.
  • Pescado grasoso.
  • Hongos.
  • Yemas de huevo.
  • Hígado.

Por otra parte, la luz ultravioleta del sol es también una fuente de vitamina D.

Según varios estudios 5 a 30 minutos de exposición al sol dos veces por semana en la cara, los brazos, el cuello o la espalda puede proporcionar suficiente vitamina D.

6. La deficiencia de calcio.

El calcio ayuda al organismo a desarrollar huesos y dientes fuertes. También, ayuda el corazón, los nervios y los músculos para que trabajen efectivamente. Una deficiencia de calcio a menudo no muestra síntomas de inmediato, pero puede conducir a serios problemas de salud a través del tiempo. Si no estás consumiendo suficiente calcio, el cuerpo va a utilizar el calcio de los huesos, lo que lleva a la pérdida ósea.

Las deficiencias de calcio están relacionadas con una baja masa ósea, debilitamiento de los huesos debido a la osteoporosis, convulsiones y ritmos cardíacos anormales. Incluso puede ser potencialmente mortal. Las mujeres posmenopáusicas pueden experimentar una mayor pérdida ósea debido a los cambios hormonales y tienen más problemas para absorber el calcio.

Las mejores fuentes de calcio son los productos lácteos como la leche, el yogur, el queso, y el pescado. Por otra parte, las verduras como la col rizada y el brócoli también tienen calcio, y muchos cereales y granos están fortificados con calcio.

La mayoría de los problemas causados por deficiencias nutricionales se detendrán una vez que consumas alimentos ricos en vitaminas y minerales. Sin embargo, en algunos casos, puede haber un daño duradero. Esto por lo general sólo se produce cuando la deficiencia ha sido grave y ha durado mucho tiempo. Por ello, si estás experimentando síntomas comunes de las deficiencias nutricionales, debes empezar a cuidar la alimentación.


También Podría Gustarte