Tu Sitio De Salud Y Bienestar

4 Desayunos Bajos En Calorías Y Nutritivos

El desayuno es importante ya que funciona como combustible para el organismo y el cerebro, porque después de un ayuno nocturno, el cuerpo necesita energía que le permita realizar variadas actividades de manera eficiente.

Anuncio

Beneficios Del Desayuno

El desayuno ofrece numerosos beneficios para la salud en general, entre los principales beneficios se encuentran:

1. Mejora la función cognitiva

El desayuno reintegra los niveles de glucosa; un carbohidrato fundamental para que el cerebro funcione eficazmente. Diversos estudios han manifestado que comer un desayuno saludable y nutritivo puede mejorar la memoria, los niveles de concentración, mejorar el estado de ánimo y reducir los niveles de estrés.

2. Reduce la grasa abdominal

El desayuno puede eliminar el exceso de grasa en el vientre. Variados estudios han llegado a la conclusión que los que comen el desayuno son menos propensos a tener sobrepeso.

3. Suplir las necesidades energéticas

Las necesidades energéticas de las personas varían dependiendo de los niveles de actividad y la etapa de vida, pero normalmente los hombres requieren más energía que las mujeres, y el desayuno puede brindar ese empuje de energía que ambos necesitan.

4. Previene enfermedades

Ingerir desayunos saludables tiene beneficios a largo plazo para la salud en general, entre los principales beneficios se encuentran:

  • El control de la presión arterial.
  • La prevención de enfermedades del corazón.
  • Obesidad
  • Diabetes.

Recomendaciones Para Un Desayuno Bajo En Calorías

Establecer buenos hábitos de desayuno es un factor significativo para reducir las probabilidades de saltarse el desayuno y desarrollar buenos hábitos alimenticios que durarán toda la vida. Por lo tanto, el desayuno es realmente la comida más importante del día.

  • El desayuno se debe comer como máximo dos horas después de despertar.
  • Un desayuno nutritivo debe proporcionar calorías de 20-35% de la dieta.
  • Los alimentos para el desayuno son buenas fuentes de nutrientes entre los más importantes se encuentran: calcio, hierro y vitaminas del complejo B, así como proteínas y fibras. El cuerpo necesita estos nutrientes esenciales y la investigación muestra que, si estos se pierden en el desayuno, son menos propensos a ser compensado más tarde en el día.
  • Las frutas y verduras son buenas fuentes de vitaminas y minerales, así que trata de incluir una porción diariamente.

Ejemplos De Desayunos Bajos En Calorías

1.Mermelada de quinua.

Mermelada de quinua

La mermelada de quinua puedes acompañarla con un par de tostadas integrales.

Ingredientes:

  • 74 g de quinua.
  • 25 g de avena.
  • 4 vainas de cardamomo.
  • 250 ml de leche de almendra sin azúcar.
  • 2 melocotones maduros, cortados en rodajas.
  • 1 cucharada de jarabe de arce.

Preparación:

Para comenzar, debes poner la avena, la quinua y las vainas de cardamomo en una olla con 250ml de agua y 100ml de leche de almendras. Después, debes llevar a ebullición, para luego cocinar a fuego lento durante 15 minutos, revolviendo de vez en cuando. Después, esparce la leche de almendra restante y cocina durante 5 minutos más hasta que esté cremoso.

Finalmente, retira las vainas de cardamomo, y agrega una cucharada de jarabe de arce.

2. Puré de avena y manzana.

Este es un sorprendente desayuno bajo en grasa.

Ingredientes:

  • 50 gr. de avena.
  • 50 ml de zumo de manzana.
  • Canela grande.
  • Nuez moscada.
  • 1 manzana mediana.
  • 2 cucharadas de yogur natural.
  • 25 gr. de pistacho picado.
  • 3 cucharadas de granada.
  • Semillas o bayas mixtas.

Preparación:

Primeramente, debes combinar todos los ingredientes de la lista, excepto el yogur y la granada; el yogurt es necesario dejarlo en remojo con 150 ml de agua durante al menos 20 minutos o durante la noche, si es posible. Por otra parte, una vez que la avena se ha ablandado, añade el yogur, luego, divide la mezcla entre 2 partes.

Finalmente, espolvorea las cucharadas de granada.

3. Tostadas francesas

Tostadas francesas

Ingredientes:

  • 2 huevos medianos.
  • 2 cucharadas de jugo de naranja.
  • 2 rodajas de espelta.
  • Pan cortado a la mitad.
  • 50 gr. de queso cottage bajo en grasa.
  • 1 cucharada de cáscara de naranja.
  • 1 cucharada de aceite de colza.
  • 50 gr. de frambuesas.
  • Miel transparente, para servir (opcional).

Preparación:

Para comenzar, debes batir los huevos con el jugo de naranja en un recipiente lo suficientemente ancho como para que se ajuste al pan. Después, remoja el pan en los huevos y el jugo durante 2 minutos.

Mientras tanto, en una olla pequeña, mezcla el queso y la ralladura de naranja. Por otro lado, debes poner el aceite en una sartén antiadherente a fuego alto. Cuando esté caliente, agrega el pan. Finalmente, deja de cocinar por un par de minutos, luego voltea y cocina en el otro lado por otros 1-2 minutos.

Es recomendable que dividas el pan entre 2 platos, para luego adherir el queso en la parte superior, seguido por las frambuesas y la miel, si lo deseas.

4. Crema de Champiñones

Ingredientes:

  • 1 rebanada de pan integral.
  • 1½ cucharadas de queso crema.
  • 1 cucharadita de aceite de colza.
  • 3 cucharadas de setas.
  • 2 cucharadas de leche desnatada.
  • ¼ cucharada de mostaza integral.
  • 1 cucharada de cebollino cortado.
  • 150ml de jugo de naranja recién exprimido.

Preparación:

Primeramente, debes poner a tostar el pan, luego esparce un poco de queso crema.

Por otra parte, calienta el aceite en una sartén antiadherente y cocina as setas, revolviendo con frecuencia, hasta que se ablanden. Después, agrega dos cucharadas de leche, queso y la mostaza. Luego, mezcla bien hasta que esté recubierto. Para terminar, agrégalo sobre la tostada, cubre con la cebolleta y sirve con el jugo.

En resumen, las recetas anteriores son ideales para incorporar en el menú, ya que son bajas en calorías y muy nutritivas.

Anuncio

También podría gustarte