Cómo hacer una dieta de alcachofa para perder peso en solo 3 días

Aunque algunos creen que la dieta de alcachofa es ideal para quemar grasa, lo cierto es que es mejor utilizarla para reducir algo de peso extra, peso acumulado en el sistema digestivo, es decir, utilizarla como una dieta depurativa.

Sin embargo, también hay que recalcar que esta verdura es un alimento muy completo, así que, puede comerse con frecuencia en una dieta para adelgazar. Contiene fibra, la cual ayuda a evitar que el organismo absorba la grasa proveniente de otros alimentos, además, ayuda a eliminar las toxinas y las grasas nocivas que circulan a través del intestino. También, la alcachofa sirve para aumentar el metabolismo hepático y para disminuir el colesterol malo.

Beneficios de comer alcachofa

Elimina los líquidos acumulados

La alcachofa es rica en potasio, esto la hace ideal para disminuir la retención de líquidos en el cuerpo, haciendo que pierdas algo de peso; además, esto contribuye a combatir la celulitis.

Ayuda a mejorar los problemas de hipertensión

Al ser un alimento bajo en sodio, mejora la presión arterial. Esto es de gran beneficio para las personas que padecen de hipertensión.

Mejora los niveles de colesterol LDL

Consumir alcachofas con regularidad ayuda a estimular el metabolismo del hígado y la producción de la bilis, esto se traduce en una disminución de los niveles de colesterol malo o LDL.

Dieta de alcachofa de 3 días para depurar el organismo

Para realizar una dieta depurativa de alcachofa es necesario que no consumas los siguientes alimentos: leche de vaca, harinas blancas, azúcar, frituras, embutidos y carne roja. Por otro lado, puedes apoyar tu dieta depurativa con capsulas o ampolletas de alcachofa; puedes tomarla justo después del desayuno.

Si eliminas los alimentos mencionados anteriormente ayudarás a que la alcachofa cumpla perfectamente con sus funciones, eliminando toxinas y el exceso de desechos que se encuentran en el cuerpo, los cuales se pueden encontrar en las paredes de los intestinos, en las venas y en los órganos. También, es necesario que consumas una cantidad suficiente de agua durante el día, ya que en esta dieta la depuración es la clave principal.

Debes recordar que esta dieta es únicamente para 3 días. Por ningún motivo extiendas por más tiempo esta dieta ya que puedes crear una deficiencia de nutrientes en tu cuerpo, y es algo que no deseas.

Día 1

Ayuno: Tomar agua tibia con el jugo de un limón.

Desayuno: Un vaso de leche de soja con avena, un sándwich vegetal.

Media mañana: Una porción de uvas, manzanas o naranjas.

Almuerzo: Ensalada de alcachofas con tomate, zanahorias y queso fresco con 2 rodajas de pan integral.

Cena: Alcachofas a la plancha acompañadas con ensalada de aguacate.

Dia 2

Ayuno: Tomar agua tibia con el jugo de un limón.

Desayuno: Una tortilla de huevo con vegetales y leche de almendras.

Media mañana: Una porción de melón o una de sandía.

Almuerzo: Alcachofas a la parrilla, acompañada con una porción de arroz integral y filete de pescado a la parrilla.

Cena: Alcachofas rellenas con atún.

Dia 3

Ayuno: Tomar agua tibia con el jugo de un limón.

Desayuno: Un sándwich vegetariano y leche de avena.

Media mañana: una manzana o una pera.

Almuerzo: Ensalada de alcachofas con pechuga de pollo a la plancha.

Cena: Sándwich de pan integral y atún.

Receta de ensalada de alcachofa

La alcachofa es un buen alimento para incluir en una dieta de adelgazamiento, así que, no dudes en incluirla a tu menú de forma frecuente. Puedes elaborar una ensalada de alcachofa de vez en cuando y disfrutar de sus beneficios.

Ingredientes necesarios:

  • Un kilogramo de alcachofas, preferiblemente tiernas.
  • Tres cebollas medianas
  • La cascara de un limón
  • Dos cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • Sal, vinagre y pimienta al gusto.

Preparación:

Para elaborar esta sabrosa ensalada de alcachofas, primero tienes que limpiar y cortar las alcachofas en pequeños pedazos, luego poner a hervir la cascara del limón con la alcachofa. Asegúrate de lavar bien las cebollas y cortarlas en cuadritos y hervirlas por separado.

Cuando este todo bien cocido, tienes que escurrir y pasarlo por agua fría. En una sartén de acero inoxidable tienes que poner a sazonar con aceite, sal, pimienta y vinagre, las alcachofas y la cebolla. También, puedes añadir algunas especias como el hinojo, para que le dé un sabor agradable. Si las alcachofas están demasiado tiernas puedes usarlas crudas sin necesidad de hervirlas, solamente tienes que agregarle un poco de jugo de limón para evitar que se oxiden.

Recomendaciones

Es importante que conozcas que esta dieta de alcachofas no puede ser implementada por mujeres embarazadas o lactantes. También, no olvides que es una dieta depurativa y solo debes realizarla por un máximo de 3 días.

También te puede interesar: