4 Semillas Para Adelgazar Y Eliminar El Hambre

Casi siempre estamos escuchando que los frutos secos son saludables para el cuerpo y además ayudan a perder peso; sin embargo, existen muchas semillas que también son de gran beneficio en la pérdida de peso debido a que provocan una mayor sensación de saciedad, evitando comer en exceso.

Sin embargo, una desventaja de los frutos secos es que son relativamente altos en grasa, comparado con algunas semillas. Por ejemplo, un puñado de almendras posee casi 15 gramos de grasa, en cambio una porción de semillas de chía (2 cucharadas) solamente tiene 5 gramos.

La mayoría de las semillas poseen más minerales y fibra que las nueces; también, contienen grasas monoinsaturadas saludables y proteínas. Comer un puñado de semillas todos los días puede ayudarte a bajar de peso.

Las 4 mejores semillas para adelgazar

Comer semillas de forma frecuente ayuda a mejorar cualquier plan de pérdida de peso, debido a que aportan grasas saludables, minerales y vitaminas ideales para mantener al cuerpo saludable. Entre las mejores semillas para adelgazar se encuentran:

1. Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza son perfectas para adelgazar porque poseen más zinc que cualquier otra semilla, un elemento importante en la quema de grasa. El zinc, también es utilizado por el cuerpo en la formación de músculo y mantiene estable los niveles de azúcar en la sangre.

Las semillas de calabaza también poseen magnesio y hierro, los cuales incrementan la energía y mantienen la fatiga y la ansiedad al mínimo, esto significa que puedes tener más energía durante el día para realizar tus actividades diarias. Estas ricas semillas puedes añadirlas al yogur, batidos, avena o cualquier ensalada.

2. Semillas de cáñamo

Las semillas de cáñamo tienen un efecto doble en la pérdida de peso, ya que tienen casi 12 gramos de proteínas por cada 3 cucharadas y poseen grasas omega-3 que propicia la quema de grasa en el cuerpo.

Las semillas de cáñamo son una buena fuente de energía, también contiene zinc, magnesio, hierro y mucho potasio que ayuda a eliminar la hinchazón. La fibra contenida en esta semilla regula el azúcar en la sangre y la mantiene estable. Por otro lado, la fibra también puede ayudar a regular el transito intestinal, evitando tener el abdomen abultado por la acumulación de alimentos dentro de los intestinos. Es casi como bajar la panza de forma rápida.

3. Semillas de chía

Casi todo el mundo sabe que las semillas de chía son perfectas para perder peso y sacian por mucho tiempo. Estas semillas estas llenas de fibra, magnesio, grasas-omega 3, hierro y potasio. Puedes consumirlas en batidos, añadirlas a la leche, a la avena y también a los postres.

Algo particular de la chía es que, al consumirlas en las comidas principales, el efecto saciante que produce evitará que tengas hambre entre comidas, así puedes evitar comer en exceso, que es lo que provoca el aumento de peso a largo plazo.

4. Semillas de girasol

Estas semillas son geniales para comer en cualquier momento. Están llenas de vitamina E, actuando como un poderoso antioxidante que ayuda a combatir las toxinas y la inflamación, pero hay que comerlas crudas.

Las semillas de girasol también son ricas en magnesio, el cual ayuda a evitar el exceso de cortisol en el cuerpo, hormona encargada de acumular grasa en el abdomen. También, contienen fibra, proteínas y vitamina B, los cuales son muy importantes para la quema de grasa y saciar el apetito por más tiempo.

Qué cantidad de semillas debes comer para adelgazar

Al comer crudas estas semillas para perder peso se obtiene una mayor cantidad de nutrientes, beneficiando al cuerpo y la salud. Para un mejor funcionamiento de las semillas mencionadas, hay que elegir las que estén libres de sal y azucares, ya que estos ingredientes añadidos pueden estropear sus cualidades para adelgazar.

Puedes consumir 2 cucharadas de semillas dos o tres veces al día e incorporarlas a otros alimentos de tu dieta y bajar de peso.

Una buena forma de comerlas es durante el desayuno. Puedes agregarlas en una porción de yogur con un poco de miel y avena y prepararte un rico desayuno. También, puedes comerlas solas como aperitivos entre comidas, a si puedes sustituir todos aquellos snacks poco saludables y con exceso de calorías.

También te puede interesar: