¿Qué Es Ultrasonido Para Adelgazar O Cavitación Ultrasónica?

El Ultrasonido para adelgazar o cavitación ultrasónica, es una técnica ya bastante conocida que consiste en aplicar ultrasonido en las células grasas del cuerpo, con el objetivo de iniciar el proceso de eliminación de dichas células, las cuales son difíciles de desaparecer independientemente de las dietas que se practiquen.

Este tipo de tratamiento proporciona resultados casi de inmediatos, disminuyendo la grasa aún después de una semana de recibir el tratamiento. Sin embargo, este tipo de tratamiento para adelgazar solo elimina la grasa superficial, es decir, la que está por debajo de la piel. La grasa acumulada en la zona visceral no puede ser eliminada a través de este método de adelgazamiento.

En Qué Consiste Específicamente El Ultrasonido Para Adelgazar

Esta esta técnica se basa en un tratamiento que se hace con un aparato para hacer ultrasonidos, el cual funciona para eliminar la grasa por medio de ondas vibratorias de diferentes repeticiones; dichas ondas se transmiten a través del aire, líquido y sólidos. Es importante destacar que las sesiones de ultrasonido para adelgazar tardan un tiempo de 30 minutos o una hora

Debido al calor que produce dicho aparato, se destrozan las membranas de los adipocitos, convirtiendo a la misma vez la grasa sólida en liquida, la cual es llevada al torrente circulatorio para luego ser desechada por el cuerpo.

Aplicar ultrasonido para adelgazar es diferente a otros tipos de técnicas, ya que no se necesitan periodos de tiempo considerables para la recuperación, lo que permite seguir de forma rápida con las actividades normales de la vida cotidiana.

Beneficios De Utilizar El Ultrasonido Para Eliminar La Grasa Localizada

Mujer delgada

Los tratamientos de ultrasonidos, si bien no están considerados como un método para bajar de peso, pueden ser realmente buenos para eliminar la grasa acumulada en las zonas difíciles del cuerpo, donde el ejercicio y la dieta tienen pocos resultados.  Los beneficios del ultrasonido son los siguientes:

  • Sirve para tonificar la piel.
  • Elimina la grasa superficial y disminuye la celulitis.
  • Ayuda a disminuir centímetros en la cintura, el abdomen y glúteos.
  • Mejora la elasticidad de la piel, haciendo que luzca más firme.

El ultrasonido para adelgazar es de gran beneficio para reestructurar algunas partes del cuerpo, tales como los brazos, piernas, glúteos, abdomen, senos y espalda.

Es necesario que conozcas que el ultrasonido además de eliminar las grasas, este ayuda a producir nuevo colágeno y fibras elásticas, gracias al calentamiento de la piel.

Casos En Que No Es Recomendable El Ultrasonido Para Adelgazar

Aunque usar esta técnica de adelgazamiento puede parecer segura y libre de riesgos, en algunos casos es mejor no utilizarla. Estos casos son los siguientes:

  1. En mujeres embarazadas.
  2. Pacientes que tienen algún tipo de cáncer.
  3. Personas autoinmunes y que sufran de tejido conectivo.
  4. Personas obesas, las cuales no hayan hecho alguna dieta o algún tipo de ejercicios.

Desventajas De Usar Ultrasonido Para Adelgazar

Una de las desventajas del ultrasonido para adelgazar es que, para obtener resultados apreciables deben realizarse varias sesiones; un promedio máximo de sesiones son 12 y el costo de este tratamiento oscila los 400 dólares.

También debes saber que al practicarte este tratamiento tienes que hacer ejercicios para que así logres eliminar toda la grasa que ha sido deposita en el torrente sanguíneo. Otro aspecto a tomar en cuenta es que, al iniciar un tratamiento de ultrasonido para adelgazar, hay que reducir los alimentos que contengan grasas e hidratos de carbono y tomar suficientes líquidos antes y después del tratamiento.

Uno de los efectos secundarios por practicarse este tipo de tratamiento, son solamente pequeños hematomas por realizarse la infiltración, además de roturas de algún pequeño capilar en el proceso de dicho tratamiento.

¿Es Un Método Eficaz Para Adelgazar?

El ultrasonido no es realmente un método para bajar de peso, hay que recordad que sirve solo para eliminar la grasa localizada, así que no puede considerarse como una solución para personas con sobrepeso.

Por otro lado, un estudio encontró que el 35% de personas que se someten a este tratamiento terminan ganando peso dentro del primer año del procedimiento. Así mismo, los autores de la investigación recomiendan asesoramiento de vida saludable antes y después de las sesiones de ultrasonido para evitar este aumento de peso.

También te puede interesar: