Cómo Prevenir La Toxoplasmosis Durante El Embarazo

La toxoplasmosis es una infección provocada por el parásito microscópico protozoo (Toxoplasma gondii). Si una mujer durante la etapa del embarazo contrae este parásito puede transmitírselo al feto, lo que puede ser perjudicial e incluso provocar un aborto espontáneo, la muerte al bebe después de nacer o tiempo después de haber nacido. Debido a esto, es importante prevenir la toxoplasmosis durante el embarazo.

Algunos expertos han demostrado que la toxoplasmosis se contrae alrededor de un 50% por el consumo de carne cruda o mal cocinada, en particular la del cerdo y el cordero. Sin embargo, también se puede contraer este parásito a través del consumo de verduras y frutas contaminadas.

Anuncio

Además, también se puede contraer esta enfermedad al beber agua contaminada o tocar la arena de la caja de un gato y luego tocarse la nariz, los ojos o la boca.

Qué Síntomas Presentan Las Mujeres Embarazas Que Han Contraído Toxoplasmosis

Uno de los síntomas más comunes en la mayoría de las mujeres embarazadas con toxoplasmosis es dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de garganta y ganglios linfáticos en la cabeza y el cuello.

Esta enfermedad también puede ocasionar problemas en el cerebro, el corazón, los ojos, el hígado y los pulmones.

Mientras el embarazo avanza, existen más probabilidades que el feto se contagie de toxoplasmosis. También, existe el riesgo de que él bebe se infecte si una mujer contrae esta enfermedad meses antes del embarazo.

En el caso de presentar los síntomas antes mencionadas es necesario realizar una ecografía prenatal para observar si él bebe presenta algún tipo de anomalía fetal.

Medidas De Prevención De La Toxoplasmosis Durante El Embarazo

Es importante que las mujeres tomen ciertas medidas que son necesarias para la prevención de la toxoplasmosis durante el embarazo, entre estas medidas se destacan:

Evitar contacto con gatos

Durante el periodo de embarazo es necesario evitar tener contacto con gatos; pero, además, también hay que evitar el contacto con los materiales que puedan estar contaminados con las heces fecales.

Tomar medida al preparar y comer alimentos

Hay que evitar el consumo de carnes poco cocinadas y lavarse bien las manos cuando se prepara carne para cocinarse, evitando el contacto con la boca y los ojos.

Debido a que el parasito de la toxoplasmosis aguanta las temperaturas bajas, es necesario cocinar los alimentos a temperatura alta. Además, hay que evitar comer embutidos y carnes curadas que no pasen por un proceso de cocción.

Lavar bien los vegetales y frutas

Antes de comer verduras y frutas hay que asegurarse de que estén bien lavadas. Una forma práctica de lavar estos alimentos es metiéndolos en agua con unas gotas de cloro, previo lavado con jabón para eliminar posibles rastros de tierra.

Además, también se deben utilizar guantes al cortar las verduras o frutas del campo, huerto, jardín, etc.

Llevar un control estricto del embarazo

Asistir a todos los controles durante el embarazo para identificar algún posible contagio. También, hay que realizar un examen de sangre llamado toxo-test para detectar si existe algún contagio de toxoplasmosis durante el embarazo.

La toxoplasmosis no se puede transmitir de persona a persona, excepto en el caso de transmisión de madre a hijo en la etapa del embarazo. A través de una transfusión de sangre infectada o por medio de un trasplante de órgano de alguna persona infectada con este parásito.

Anuncio

Artículos Relacionados: