Tu Sitio De Salud Y Bienestar

La Relajación Como Técnica Para Controlar La Ansiedad

La ansiedad consiste en un estado emocional, el cual provoca que la persona se sienta inquieta o angustiada ante diferentes tipos de situaciones que no se pueden controlar. Toda persona que sufre de ansiedad mantiene esta sensación constante todos los días y esta impide que pueda disfrutar tranquilamente de su vida.

Es importante destacar que si la ansiedad es constante por mucho tiempo ocasiona una fuerte tensión muscular, impidiendo a la misma vez que pueda conciliar el sueño. Sin embargo, existen  técnicas que puedan ayudar a disminuir la ansiedad, y los ejercicios de relajación son una perfecta manera de lograrlo, consiguiendo liberar la mente y el cuerpo.

Relajación para controlar la ansiedad.

Uno de los primeros pasos de la relajación es que aprendas a controlar la respiración, ya que uno de los principales síntomas de la ansiedad es la respiración superficial. Cuando una persona sufre de esto esta bosteza constantemente y suspira de manera continua, así que cuando estés pasando por esto puedes practicar el control de la respiración.

Por ejemplo, puedes empezar a respirar de forma suave y profundamente varias veces, realiza un par de inspiraciones por la nariz continuas por exhalaciones lentas por la boca.

El entrenamiento autógeno, consiste en una técnica de relajación para disminuir la ansiedad y este es uno de las utilizados en terapias psicológicas, a continuación te sabrás como poner en práctica esta técnica pero de una manera más fácil de practicar en casa: primero tienes que elegir un ambiente cómodo y donde puedas relajarte, luego cierra los ojos y respira profundamente, después, cuando estés exhalando repite seguidamente “estoy relajado, cada vez me siento mas tranquilo”

También puedes concentrarte en cada pierna y en el calor, tanto de la izquierda como de la derecha y mientras lo haces tienes que repetir  “mi pierna esta relajada”, este tipo de ejercicio lo puedes repetir con cualquier parte del cuerpo. Cuando hayas terminado respira profundo antes de que empieces abrir los ojos y mantén esa sensación de relajación, y antes de que te levantes del lugar haz un estiramiento de músculos y así activarás tus sentidos.

Otra manera efectiva de controlar el estrés es a través de la relajación muscular progresiva. Con este tipo de ejercicio necesitarás tiempo suficiente, así que trata de dedicarle como mínimo 30 minutos todos los días para que obtengas buenos resultados.

Para empezar a ejecutarlo tienes que estírate en un ambiente tranquilo y donde tengas comodidades primero, después mantente concentrado en la respiración. Luego concéntrate tanto en tu pie derecho como en el izquierdo, para que puedas visualizarlo en la mente y puedas ponerlos tenso, también aprieta los dedos de los pies y así ocasionarás una tensión. Cuenta hasta 6 y relaja los músculos de los pies. Cuando hayas terminado de hacer este proceso repite lo mismo en tus rodillas, abdomen, brazos, manos, cuello, cabeza y caderas. Cuando llegues a la cabeza trata de relajar especialmente a la mandíbula, la frente y el cuero cabelludo, ya que son áreas del cuerpo donde se aloja más la tensión.

Recuerda que si sientes que a pesar de utilizar esta técnica la tensión no se controla, entonces tendrías que ir donde un especialista o un psicólogo para que te ayude con otras formas y técnicas para controlar la ansiedad.

También podría gustarte