Tu Sitio De Salud Y Bienestar

Omega 3 vs Omega 6: ¿Cuál Es Mejor?

Los ácidos grasos omega-3 y omega-6, ambos juegan un papel importante en la salud. Desafortunadamente, mucha gente tiene la percepción de que tenemos que tomar suplementos de ambos grupos de ácidos grasos. Esto no es estrictamente cierto.

Anuncio

Lo que tendemos a olvidar es que la mayoría de las personas que siguen una dieta occidental que contiene grasas poli y monoinsaturadas como la margarina, aceites para cocinar y para ensaladas, reciben una sobredosis de omega-6 . Si utilizas la margarina y el aceite de girasol en tu cocina, entonces tienes más posibilidades de consumir ácidos grasos omega-6 en demasiada cantidad.

Una relación complicada

El problema de estos ácidos grasos esenciales es que no sólo tenemos que asegurarnos de que los incluimos en nuestra dieta, sino que las cantidades que comemos están equilibradas.

Los investigadores han descubierto que la relación de los ácidos grasos omega-3 y omega-6 debe ser de aproximadamente 1:5 para una salud óptima. Esto significa que debemos asegurarnos de que comemos 1 gr. de omega-3 por cada 5 gr. de ácidos grasos omega-6.

Al ver que la ingesta de ácidos grasos omega-6 en los países occidentales ha aumentado dramáticamente con la introducción de la margarina y los aceites de cocina, la mayoría de nosotros tenemos más que suficiente omega-6. La ingesta general de ácidos grasos omega-3, que se encuentra principalmente en aceites de pescado, ha disminuido tan dramáticamente en los últimos años de manera que casi nunca logramos la relación ideal de 01:05. En muchas dietas, la relación es de 1:20, o incluso 01:40. Por lo tanto, es importante asegurarse de que comamos más omega-3.

La razón por la que necesitamos un equilibrio de ácidos grasos omega-3 y omega-6, es que estos ácidos grasos esenciales compiten entre sí en nuestros cuerpos para las enzimas. Si comes demasiada omega-6 y no lo suficiente omega-3, sólo se metaboliza el omega-6 y tu cuerpo no será capaz de utilizar los ácidos grasos omega-3. Tal desequilibrio puede causar todo tipo de enfermedades.

Los ácidos omega-3 y la salud

Si comes suficientes ácidos grasos omega-3, estarás protegido contra las siguientes enfermedades y condiciones:

Las enfermedades del corazón: se reduce el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón y puedes reducir el riesgo de morir de un ataque al corazón en un 30%.

Los coágulos de sangre: hacen la sangre menos pegajosa y previenen la formación de coágulos sanguíneos.

Elimina la hipertensión: la presión arterial baja.

Disminución del colesterol: bajan los niveles de colesterol “malo” y los niveles de triglicéridos en la sangre.

El cáncer de mama: – los bajos niveles de omega-3 y el alto contenido de omega-6 puede predisponer a las mujeres a desarrollar cáncer de mama.

Cáncer de colon y del intestino: consumir omega-3 puede prevenir el cáncer de colon.

La artritis reumatoide: los resultados de la investigación indican que los ácidos omega-3 pueden ayudar a prevenir esta terrible enfermedad.

La enfermedad de Crohn: hay algunos indicios de que los ácidos grasos omega-3  pueden ayudar a aliviar la enfermedad intestinal inflamatoria crónica.

Además, los ácidos grasos omega-3 son importantes para el desarrollo normal del cerebro, el sistema nervioso y la visión en bebés antes, y durante el primer año después del nacimiento.

Aunque la investigación sobre el papel de los ácidos grasos omega-3 en condiciones psiquiátricas, como la depresión y la esquizofrenia, se encuentra todavía en las primeras etapas, algunos estudios han mostrado resultados prometedores.

Las fuentes de ácidos grasos omega-3

Más y más evidencia científica apunta hacia el hecho de que los ácidos grasos omega-3  son importantes para la salud humana y el desarrollo normal. Cada vez es más claro que una persona que sigue una dieta occidental con un bajo contenido de pescado se expone a la deficiencia de omega-3 y un desequilibrio en los ácidos grasos omega-3

Los siguientes alimentos y suplementos son ricas fuentes de omega-3:

  • Pescado: caballa, el arenque, el salmón, el atún, las sardinas, las anchoas, la trucha y el esturión
  • Los aceites de pescado: Aceite de hígado de bacalao, aceite de salmón, aceite de atún
  • Cápsulas de aceite de salmón
  • Fuentes de las plantas de aceites de linaza, canola, nuez y soja
  • Alimentos enriquecidos con omega-3: los huevos, la leche, el pan y algunas margarinas

Si sospechas que no estás ingiriendo suficiente omega-3, debes hacer un plan para comer pescado al menos tres veces a la semana. También puedes pasar a utilizar los aceites de linaza, canola o soja y empezar a utilizar los alimentos enriquecidos con omega-3.

Anuncio

También podría gustarte