Pollo Y Zanahorias, Ingredientes Ideales De Una Rica Sopa Para Bajar De Peso

Consumir sopa para bajar de peso se ha puesto muy de moda, sobre todo cuando la necesidad de pérdida de peso es urgente. Esto se debe a que las sopas poseen pocas calorías, están hechas a base de verduras, carnes magras, condimentos y especialmente agua, que posee cero calorías, haciendo de las sopas una comida especial en una dieta para adelgazar.

La sopa quemagrasa como es denominada por muchos, sirven para eliminar las toxinas dañinas del cuerpo, lo líquidos retenidos y para eliminar la grasa acumulada, ya que al contener muy pocas calorías, se convierte en una comida con calorías negativas. Aunque muchos utilizan las sopas para bajar de peso por un lapso de 7 siete días seguidos, este no es muy recomendable, ya que provoca una deficiencia nutritiva al privarse de comer otros alimentos, además, se vuelve monótono y aburrido.

¿Cómo Hacer Una Sopa Para Bajar De Peso?

Elaborar una sopa para adelgazar no es tan difícil puesto que normalmente este tipo de comida está compuesto principalmente por verduras, carne y especias para darle sabor y aroma.

Entre los principales ingredientes para una sopa para bajar de peso se encuentran las verduras como zanahorias, papas o patatas, apio, tomates, cebollas, elotes, calabacín, pimientos, etc. En realidad, puedes usar casi cualquier verdura que tengas disponible en tu localidad, además, necesitas proteínas provenientes de pescado, pollo y carnes magras.

Puedes escoger dos o tres verduras que te gusten y juntarlas con algo de carne y hacer tus propias combinaciones para crear tu propia sopa quemagrasa, te divertirás en el proceso y también perderás peso.

¿Por qué las sopas sirven para bajar de peso?

Las sopas sirven para adelgazar debido a que están hechas con verduras, agua y carnes magras, conteniendo pocas calorías, y al consumirlas a menudo se provoca un déficit calórico.

Este déficit calórico propiciado por el consumo de sopa hace que el cuerpo comience a consumir energía de la grasa almacenada en cuerpo, lo que se traduce en pérdida de peso.

Si bien las sopas pueden ayudar a eliminar el sobrepeso, no puedes hacer de este tipo de comida una dieta para todos los días. Lo ideal es que en tu menú incluyas varios tipos de sopas con diferentes tipos de verduras y carnes para poder obtener todos los minerales y vitaminas que tu cuerpo necesita para estar sano y perder peso de una forma más eficiente.

Otra ventaja de incluir diferentes tipos de sopas es que podrás evitar la monotonía, evitando que te aburras y desistas de tu dieta para perder peso. Además, cuando comes de forma variada hay menos probabilidades de que fracases en tu lucha por lograr un cuerpo esbelto y sano.

Sopa para adelgazar

Receta De Sopa Para Bajar De Peso

La sopa que estás a punto de conocer no es un plan de adelgazamiento, específicamente, esta comida debe ser incluida en tu menú de dieta y consumirla una vez cada 2 semanas.

Datos nutricionales:

Por porción: 185 kcal calorías, 6,5 gr de grasa, 11 gr de carbohidratos, 2 gr de fibra, 22 gr de proteínas, 70 mg de calcio, 2 mg de hierro. El porcentaje de valores diarios están basados ​​en una dieta de 2.000 calorías

Sopa de pollo y zanahorias

Ingredientes:

  • Una cuchara de aceite de coco
  • Una cucharada de curry en polvo
  • Una cebolla amarilla picada
  • 3 zanahorias pequeñas en trocitos
  • 2 tallos de apio picados
  • 1 hoja de laurel
  • 2 dientes de ajo picados finamente
  • 8 tazas de caldo de pollo bajo en sodio
  • 3 tazas de pollo cortado en trozos
  • 1 manzana picada
  • 1/2 cucharadita de tomillo seco
  • Ralladura de un limón
  • 2 tazas de leche de coco sin azúcar
  • Una pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta negra

Modo de preparación:

En una olla grande a fuego medio, derrite el aceite de coco. Agrega la cebolla, la zanahoria y el apio, cocina, revolviendo ocasionalmente, durante 5 minutos. Después, agrega el ajo, polvo de curry y cocina por 2 minutos. Luego añade el caldo de pollo, el pollo, la hoja de laurel, la manzana, la pimienta, el tomillo, y la ralladura de limón. Revuelve bien. Pon el fuego en modo lento y cocina durante 40 minutos. Añade la leche de coco y la pizca de sal. Retira la hoja de laurel y sírvela caliente.

Más De Astook: