Situaciones Que Causan Crisis De Pánico

Las crisis de pánico pueden ser el resultado del trastorno obsesivo compulsivo, más conocido como TOC. Las personas que suelen verse afectadas con este tipo de trastorno tienen a menudo pensamientos de ansiedad que no pueden controlar, además, casi siempre necesitan seguir rituales para realizar las tareas diarias, entre otras cosas.

Los ataques compulsivos a menudo no tienen sentido y para quien los sufre es algo tan real que casi se asemeja a algo realmente palpable. Otra causa de una crisis de pánico es el impedimento de realizar las rutinas y comportamientos TOC.

¿Qué Síntomas Producen Las Crisis De Pánico?

Las crisis de pánico son más comunes de lo que parecen y pueden afectar a casi cualquier persona. Una forma simple de detectar una crisis de pánico es poniendo atención a los siguientes síntomas: taquicardia, pulso acelerado, cosquilleos en los pies y las manos, bellos de la piel erizados, pérdida del equilibrio, temblor muscular y vista nublada o borrosa.

Otros de los síntomas presentes en las crisis de pánico pueden ser sudoración en las manos, problemas para respirar, calambres o dolor abdominal y sensación de miedo.

En muchos casos estos síntomas pueden aparecer sin que ocurra algo fuera de lo común en el entorno de la persona, de hecho, algo tan común como tener una entrevista de trabajo, presentar un examen en la universidad y hasta perder un autobús puede causar una crisis de pánico.

Un ataque de pánico puede causar mucho miedo y ansiedad, a tal punto de ser incontrolable.

¿Qué Puede Causar Las Crisis De Pánico?

El trastorno de estrés postraumático o conocido más comúnmente como TEPT es específicamente un trastorno psicológico que se clasifica en el grupo de los trastornos de ansiedad, y es una condición que aparece después de sufrir un evento aterrador.

Con frecuencia esto también puede generar crisis de pánico. Las personas que sufren de este trastorno suelen tener pensamientos frustrantes y recuerdos de sus crisis, también pueden tener sentimientos vacíos comparados con la muerte y alejarse de las personas más cercanas. Las víctimas de crímenes violentos, testigos de acontecimientos de desastre y soldados que regresan de los campos de guerra suelen padecer de TEPT.

Otra causa de las crisis de pánico puede ser el trastorno de ansiedad producto de una separación. Este trastorno se caracteriza por el sufrimiento de ansiedad que siente una persona cuando se separa de alguna relación personal o fallece algún familiar. Aunque esto puede ser algo normal producido por este tipo de situaciones, cuando continúa mucho más allá o causa un impacto negativo en la vida de la persona se necesita ayuda urgente.

El trastorno de adaptación también suele causar crisis de pánico. Las personas que sufren esta enfermedad tienen síntomas muy reales. Los síntomas físicos se manifiestan debido al sentimiento de descontrol y la incapacidad de realizar cambios importantes en la vida, algo que causa mucho estrés.

Síntomas de crisis de pánico

Existen muchas otras causas de crisis de pánico, de hecho, las personas están buscando ayuda profesional como nunca antes. Los ataques de pánico ya no son un estigma, y los que sufren esta condición ya no se sienten avergonzados. En un mundo tan estresante y lleno de obligaciones, puede resultar difícil obtener tiempo libre para hacer actividades que ayuden contrarrestar los síntomas físicos que pueden producir las crisis de pánico, sin embargo, es algo a lo que se le debe prestar mucha atención.

¿Se pueden controlar las crisis de pánico?

Para tratar las crisis de pánico es necesario buscar ayuda psicológica. Las terapias orientadas a este trastorno pueden ayudar al paciente a identificar las crisis y saber cómo actuar para superar los síntomas.

Sin embargo, existen algunos consejos simples que también pueden ayudar, por ejemplo:

Para superar la falta de equilibrio solo hay que fijar la vista en objetos lejanos como autos, rótulos publicitarios o incluso ver una casa o un edificio.

Cuando la respiración se vuelva acelerada o falte el aire, es necesario respirar profundamente contando hasta 5, mantener el aire dentro por al menos 3 segundos y luego exhalar el aire lentamente.

Aprender a controlar el miedo. Esto solo se logra exponiéndose de forma controlada a aquellas situaciones que causan las crisis de pánico y aprender a manejarlas.

Otra forma recomendada para disminuir los ataques de pánico es llevar una vida saludable, esto implica hacer ejercicio de forma regular, mantener una alimentación saludable y practicar ejercicios de relajación o meditación al menos 15 minutos al día. Todo esto ayudará a eliminar el estrés y la ansiedad que puede desencadenar una crisis de pánico en el futuro.

Más De Astook: