Top Diez De Los Alimentos Perjudiciales Para El Colesterol

Síguenos En Facebook...


La comida más sabrosa generalmente posee una mayor probabilidad de tener alimentos perjudiciales para el colesterol, siendo una las mayores ironías de la vida.

El colesterol es la grasa que se encuentra principalmente en los productos cárnicos y es necesaria para el correcto funcionamiento de las hormonas y las membranas celulares. Nuestros cuerpos están programados para fabricar el colesterol que necesitamos, sin necesidad de consumir esta grasa en los alimentos. El consumo excesivo de colesterol conduce a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Si descubriste que tienes el colesterol alto y debes reducir su nivel, lo primero que debes hacer es revisar entre los alimentos de tu dieta y reducir el consumo de aquellos que presentan un alto contenido de colesterol. Al evitar esto alimentos altos en colesterol lo único que se pierde es la grasa que contienen y el gusto que producen a las papilas gustativas, sin embargo pueden ser sustituidos por alimentos similares para mejorar la salud.

Publicidad

La cantidad diaria recomendada para el consumo del colesterol es de 200 mg. A continuación se presenta una lista de los alimentos perjudiciales para colesterol que hay que tomar en cuenta:

Alimentos perjudiciales para el colesterol alto

Yema de huevo: algunas investigaciones muestran que la yema de huevo tiene la mayor cantidad de colesterol que cualquier otro alimento, con un promedio de 1234 mg por cada cien gramos de yema. Esto significa que una sola yema de huevo tiene aproximadamente 210 mg de colesterol, más que el consumo diario recomendado. Un punto a señalar es que la clara de huevo puede ser consumida sin ningún problema, no así la yema de huevo.

Caviar: el caviar es muy popular entre la gente en el norte y este de Europa, ya que viene en la mayoría de las cremas para untar en el pan. Una porción de 100 gr de este alimento proporciona 588 mg de colesterol, que es mucho más de la cantidad diaria recomendada.

Hígado y paté: nuestro hígado produce el colesterol necesario para nuestro cuerpo, por lo tanto no es ninguna sorpresa que el consumo excesivo de hígado puede aumentar los niveles de colesterol. El hígado de casi cualquier carne contendrá alrededor de 564 mg de colesterol con cada 100 gr. El paté de hígado contiene un mínimo de 225 mg por cada 100 gr.

La mantequilla: ésta se utiliza mucho en galletas, pasteles y como acompañamiento del pan. De hecho la mantequilla puede encontrarse en la mayoría de las recetas de cocina. Contiene 215 mg de colesterol por cada cien gramos, convirtiéndose en un alimento silencioso que ayuda a subir a colesterol.

Gambas o camarones: un delicioso plato de camarones contiene aproximadamente 195 mg de colesterol por porción. Y aunque es un alimento adorado por muchos, es mejor consumirlo en pequeñas proporciones.

Aceite de pescado: el pescado siempre ha sido visto como una alternativa saludable a la carne roja. Sin embargo, el aceite envasado y el aceite propio del pescado contienen un poco de exceso de colesterol que a la larga puede hacer mucho daño. Por ejemplo, las sardinas del atlántico contienen 143 mg de colesterol por cada cien gramos de producto.

Queso: este alimento es una buena fuente de calcio y proteínas, además de ser una deliciosa adición para muchos platos. No obstante, la mayoría de los quesos contienen alrededor de 120 mg de colesterol por cada 100 gramos. Esto se aplica a todos los tipos de queso, queso crema, queso cheddar, gruyere, etc.

Productos cárnicos: una gran cantidad de la ingesta del colesterol provienen no precisamente de la carne propia sino de productos como paté de hígado y salchichas, conteniendo alrededor de 150 mg de colesterol por cada cien gramos de producto, a diferencia de los filetes y corte seleccionados de carne que contienen un menor índice de grasa.

Mariscos: aunque los mejillones, las almenas y ostras suelen ser muy deliciosas, contienen altos niveles de colesterol, hasta 110 mg por cada cien gramos de este alimento.

Comidas rápidas en el desayuno: los desayunos de comida rápida generalmente suelen estar lleno de colesterol, ya que a menudo se incluyen huevos, jamón, salchichas y galletas con queso. Este puede ser un desayuno peligroso debido a que es una mezcla de varios alimentos perjudiciales para el colesterol.

Una dieta sana evitando los alimentos altos en grasa sin duda dará lugar a un nivel de colesterol mucho más bajo y a una vida más saludable. Hay que asegurarse de evitar en la medida de lo posible consumir los alimentos perjudiciales para el colesterol antes mencionados, en su lugar se pueden sustituir por una gran variedad de frutas y verduras.

Publicidad

CONTENIDO RELACIONADO (Y ANUNCIOS):

También Podría Gustarte